Derrumba OCDE mito de mexicanos "holgazanes"; son los que más horas trabajan

martes, 12 de abril de 2011 · 01:00

MÉXICO, D.F., 12 de abril (apro).- Los mexicanos trabajan mucho, ganan poco, son de los más pobres… ¡pero están contentos!, según se desprende de un informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).
    De ocupar siempre los últimos lugares en los ámbitos social y económico, México por fin accede a un primer sitio en las famosas listas de la OCDE. Y es una sorpresa: Entre los habitantes de los 35 países que integran el organismo, los mexicanos son los que más trabajan.
    De acuerdo con su informe Society at a Glance (Panorama Social), que difundió este martes en su sede en París, la OCDE señala que los mexicanos dedican al día 10 horas al trabajo (entre remunerado y no remunerado), mientras que el promedio de la organización es de 8 horas. Los belgas, al final de la lista, son los que menos tiempo dedican al trabajo: 7 horas al día.
    Con el título de “¿Quién es más activo? Las horas de trabajo y las tareas del hogar en los países de la OCDE”, el organismo dice en la introducción de su informe:
“Los mexicanos trabajan, al día, más que cualquier otro de los países de la OCDE. Dedican 10 horas al trabajo remunerado y no remunerado (como la limpieza y la preparación de alimentos en casa). Los belgas, en cambio, trabajan menos, unas 7 horas, por debajo del promedio de la OCDE, de 8 horas al día”.
Los informes Society at a Glance revisan siempre las acciones que emprenden los países para promover el progreso social de sus habitantes. En esta edición 2011 presenta información estadística sobre los principales indicadores sociales (demografía, empleo, desempleo, pobreza, desigualdad, gastos en salud), pero también sobre temas como tolerancia y confianza de los ciudadanos sobre su situación actual).
    En ese contexto, el sorpresivo primer lugar de los mexicanos, por ser los que más tiempo dedican al trabajo, se viene abajo apenas revisar las demás estadísticas: México es el país donde más a aumentado la pobreza; los ingresos son más insatisfactorios y donde abunda el trabajo no remunerado.
    En efecto, una de las gráficas es elocuente: México es uno de los países donde la desigualdad de los ingresos ha aumentado notoriamente. Sólo arriba de Chile (de reciente ingreso a la OCDE), nuestro presenta un coeficiente de Gini de 0.48, mientras que en la punta de la lista aparecen países como Eslovenia, República Eslovaca y la mayoría de los países nórdicos, con coeficientes de 0.24 a 0.26.
    El Coeficiente de Gini es un indicador que mide la desigualdad de los ingresos: entre más cerca esté del 0 quiere decir que un país está más cerca de la igualdad, y mientras más cerca del 1, más próximo a la desigualdad total, a la peor distribución de los ingresos, donde los ricos tienen mucho y los pobres, que son la mayoría, cada vez tienen menos. Es el caso de México.
    Otros cuadros y gráficas muestran que México ocupa el nivel más alto de pobreza relativa entre los países de la OCDE: mientras que el promedio de los países del organismo es de un pobre por cada 10 habitantes, en México uno de cada cinco habitantes es pobre. El 20% de la población, pues, se mantiene en algún grado de pobreza.
    Mientras la tasa de pobreza en México es de 21%, que lo coloca en el último lugar de la lista, la República Checa –primer lugar--  tiene una tasa de 5.4%. El promedio de la OCDE es de 11.1%.
    Otra: México es también uno de los países donde sus habitantes tienen ingresos con los que les resulta “difícil o muy difícil” vivir de ellos. No está en el último lugar de la tabla, pero se acerca mucho: en el 32, de 35 países.
    Según la tabla, un 47% de los habitantes del país –casi la mitad-- vive insatisfecho con sus ingresos. En la cola está Hungría, con un 76% de personas a las que no les alcanza para vivir. En la cúspide, Noruega y Dinamarca con apenas 6% de sus habitantes con problemas para vivir satisfechos con el ingreso que tienen.
    Paradójicamente, según el reporte de la OCDE los mexicanos son los que menos se quejan de su situación, pues “reportan un gran número de experiencias psicológicas positivas (sentirse descansado, sonriente, aprender o hacer algo interesante y disfrutar). En este indicador México está en el tercer lugar de los más satisfechos de la OCDE.
    Y por si fuera poco, al mismo tiempo los mexicanos “reportan un nivel de experiencias negativas (dolor preocupación, estrés, tristeza, depresión), por debajo del promedio de la OCDE”.

Comentarios