Crece la corrupción en México; 32 MMDP en "mordidas"

martes, 10 de mayo de 2011

MÉXICO, D.F., 10 de mayo (apro).- Vamos de mal en peor: En 2010 se registraron en el país 200 millones de actos de corrupción, principalmente “mordidas”, en el uso de servicios públicos federales, estatales y municipales, así como concesiones y servicios administrados por particulares.
    Pero no sólo es que haya habido tres millones más de actos de corrupción que en 2007, sino que el costo económico es más abultado, para el país y para los hogares.
Esos 200 millones de “mordidas” tuvieron un costo superior a los 32 mil millones de pesos –5 mil millones más que hace tres años--, que pierden el erario y las personas, pues cada acto de corrupción tuvo un costo promedio de 165 pesos –contra 138 pesos en 2007-- y significó un impuesto de 14% sobre el ingreso promedio de los hogares mexicanos, y de hasta 33% del ingreso de quienes perciben un salario mínimo.
    Todo ello se desprende del informe de resultados del Índice Nacional de Corrupción y Buen Gobierno (INCBG) 2010 que presentó hoy Transparencia Mexicana, el capítulo México de Transparencia Internacional, la ONG global contra la corrupción..
    El INCBG, según la información difundida, mide la frecuencia con la que los hogares mexicanos pagaron un soborno (mordida) para acceder a 35 trámites y servicios monitoreados.
    Durante 2010, según el informe, en 10.3 de cada 100 ocasiones en que se realizó un trámite o se accedió a un servicio público, los hogares pagaron “mordida”.
    Eso quiere decir que la frecuencia de corrupción a nivel nacional se incrementó tres décimas, pues de 10 puntos en 2007 pasó a 10.3 en 2010.
    Además de los resultados generales, Transparencia Mexicana presenta información por entidad federativa, y por tipo de servicio y trámite.
    Así, según sus resultados, en 2010 la entidad con el índice más bajo de corrupción fue Baja California Sur, con 1.8 puntos. El Índice de Corrupción y Buen Gobierno utiliza una escala que va de 0 a 100, donde a menor valor, menor corrupción.
    En cambio, el Distrito Federal fue la entidad con el más alto índice de corrupción, con 17.9 unidades, muy por arriba de la media nacional, que fue de 10.3.
    Eso quiere decir, en el caso del Distrito Federal que de cada 100 ocasiones en que se realizó un trámite o se accedió a un servicio, en casi 18 se pagó mordida.
    De la 32 entidades, en siete se rebasó esa media nacional de 10.3 puntos: Colima, 10.4; Tabasco, 10.8; Hidalgo, 11.6; Oaxaca, 13.4; Guerrero, 16; Estado de México, 16.4 y Distrito Federal, 17.9.
    Jalisco igualó la media nacional con 10.3 y las 24 entidades restantes tuvieron un índice de corrupción por debajo del promedio nacional:
    Tlaxcala, 10.2; Sinaloa, 9.9; Nuevo León, 9.1; Sonora y Michoacán, 8.4; Campeche y Coahuila, 8.3; Chiapas, Guanajuato y Puebla, 7.6; Baja California y Chihuahua, 7.1; Veracruz y Querétaro, 6.9.
    Morelos, 6.5; Zacatecas, 6.1; Quintana Roo, 5.9; San Luis Potosí, 5.6; Yucatán, 5; Aguascalientes, 4.7; Nayarit, 4.4; Durango, 3.9 y Baja California Sur, 1.8.
    En el comparativo con la edición 2007 del Índice de Corrupción y Buen Gobierno, se tiene que, en los extremos, el índice en el Distrito Federal pasó de 12.7 en 2007 a 17.9 en 2010, y Baja California Sur, de 7.3 a 1.8.
    Eso quiere decir que el índice de corrupción en la Ciudad de México aumentó 5.2 unidades, el 41% más. En cambio, en Baja California Sur el índice bajó de 7.3 en 2007 a 1.8 unidades, una disminución de 5.5 unidades, es decir, 75.3% menos.
    Sin embargo, la entidad que se lleva el crédito de un mayor aumento de la corrupción es Oaxaca, que de 6.4 unidades en 2007 pasó a 13.4 en 2010. Una diferencia de 7 puntos más, equivalente a un aumento de la corrupción de 109.4% más que se duplicó.
    Por tipo de servicios y trámites, Transparencia Mexicana –que preside Federico Reyes Heroles-- da cuenta de que de los 35 tipos, en 14 se rebasa, y con mucho en la mayoría, el promedio nacional de 10.3.
    Así, los trámites y servicio donde campea la corrupción, en su modalidad de “mordida” son los siguientes:
    Con 68 puntos, está el evitar ser infraccionado o detenido por un agente de tránsito. Esto es: de cada 100 ocasiones en que se presenta esa circunstancia, en 68 se recurre o se solicita la “mordida”.
    Estacionarse en la vía pública en lugares controlados, alcanzó un índice de casi 61 puntos; evitar que un agente de tránsito se lleve el auto al corralón tuvo un puntaje de casi 60 puntos, lo mismo que sacar el carro del corralón.
    Pasar cosas en alguna aduana, retén, garita o puerto fronterizo, 28.3 unidades, o 28.3 veces de cada cien que se presenta la situación.
    Recuperar un auto robado, 24.6 puntos; evitar la detención en el Ministerio Público, 23.2 puntos, lo mismo que realizar una denuncia, una acusación o lograr que se le dé seguimiento a un proceso judicial.
    Trabajar o vender en la vía pública, 22.9 puntos; pedir al camión de la delegación o el municipio que se lleve la basura, 22 puntos.
    Esos son los servicios y trámites donde se da la mayor corrupción; en otros el índice va de los 15 puntos hasta los 2. Pero los que menor índice de actos donde se emplee la “mordida”, son el pago del predial, con 0.7; solicitar una beca para pagar algún tipo de estudios, 0.74; recibir correspondencia, 0.8, y obtener la cartilla militar o exentar el servicio militar, 1.54 unidades.
    La lista completa de los 35 trámites y servicios y el Índice de Corrupción y Buen Gobierno por entidad –y el comparativo por cada edición de dicho índice--, puede verse en la página del organismo: www.transparenciamexicana.org.mx

Comentarios