Descarta Banxico presión generalizada sobre los precios en 2011

viernes, 27 de mayo de 2011
MÉXICO, D.F., 27 de mayo (apro).- El Banco de México (Banxico) descartó hoy presiones generalizadas sobre los precios durante lo que resta del año, en virtud de que, apuntó, los riesgos económicos “han mostrado mejoría”. Al anunciar su política monetaria, en la que mantendrá en 4.5% la tasa de interés interbancaria a un día, el organismo señaló que “se espera que la inflación general y la subyacente continúen dentro de la trayectoria (inferior a la meta del 3%)”. Y añadió que a pesar de los riesgos expuestos, “se considera que el balance de estos ha mostrado una mejoría”. De acuerdo con Banxico, los niveles actuales de inflación son consecuencia de varios factores, como la tendencia descendente de los costos unitarios de la mano de obra, el desvanecimiento del impacto de los cambios tributarios del año pasado y el buen comportamiento de la inflación no subyacente. Asimismo, precisó que persiste una evolución favorable del tipo de cambio, que “ha obedecido tanto a los flujos de capitales externos como al ritmo de crecimiento de las exportaciones del país”. No obstante, señaló que “hacia adelante existen riesgos de alzas adicionales en los precios de los granos y otras materias primas, así como del retorno de la turbulencia en los mercados financieros internacionales”, además de que la brecha del producto podría cerrarse aceleradamente. El organismo que preside Agustín Carstens puntualizó que aunque la inestabilidad de precios en las materias primas y los granos desestabilizan los mercados internacionales, en México la situación en los mercados de trabajo y crediticio, así como la evolución de la capacidad instalada y el reducido déficit en cuenta corriente aún muestran signos de holgura. En cuanto a Estados Unidos, principal socio comercial de México, el Banco central advirtió que la actividad económica se desaceleró, además de que el desempleo y el endeudamiento de los hogares continúan en niveles altos. “Además, permanece la incertidumbre sobre si la recuperación en ese país será sostenible una vez que se retiren los estímulos fiscal y monetario”, subrayó. En contraste, las economías emergentes, como las de América Latina, mantienen “un crecimiento vigoroso”, apoyadas por la demanda interna y las condiciones de liquidez favorables en los mercados internacionales. El Banco de México destacó que vigilará el comportamiento de las expectativas de inflación y pondrá especial atención a los precios de los granos y de otras materias primas, así como de diversos determinantes de la inflación que pudieran alertar acerca de presiones inesperadas y de carácter generalizado sobre los precios.