España apoyará contra su voluntad a Carstens

martes, 31 de mayo de 2011

MADRID, 31 de mayo (apro).- La vicepresidenta segunda del gobierno y ministra de Economía, Elena Salgado, anunció que España apoyará al gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, como el nuevo director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), ya que el voto de la silla que comparte con México en el Consejo Ejecutivo es “indivisible”.

No obstante, Salgado reconoció en conferencia de prensa que le gustaría que el nuevo responsable del FMI sea la actual ministra francesa de Economía, Christine Lagarde.

México y España, al igual que Venezuela y otros países de menor peso en términos de Producto Interno Bruto (PIB), comparten silla en el FMI, en la cual México actualmente tiene la posición de director ejecutivo, con lo cual se prevé que este bloque apoye a Carstens.

Por esta razón, el voto de España es el respaldo de la silla y éste no se puede dividir, explicó Salgado.

Según la vicepresidenta, Carstens sabía previamente que España informó a México y al resto de países que apoyarían a México si presentaba su candidatura, en el entendido de que al compartir su silla entendían que darían un voto conjunto, por ser indivisible.

Solo en caso de que no hubiera un candidato de México o de otro país que esté representado en la silla, todos esos países debían hablar y debatir para decidir a qué candidato votaría conjuntamente la silla.

La ministra de Economía hizo esta distinción en el voto indivisible, pero que de no darse, considerarían a Lagarde por ser  “una excelente candidata”.

El Consejo Ejecutivo del FMI es el órgano encargado de la designación del nuevo director gerente de la institución, que consta de 24 miembros, siendo Estados Unidos, Alemania, Japón, Reino Unido, Arabia Saudí, Rusia y China los países que cuentan con asiento individual y el resto de países –187 en total—lo hacen en forma compartida.

En el bloque donde se encuentran México y España –con peso similar—están además Venezuela, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua

Estas declaraciones de Salgado tienen lugar un día después de que se reuniera con Carstens, en Madrid, sesión a la que también asistió el gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez.

Antes de salir para Portugal, en su campaña proselitista, Carstens participó en la conferencia “Construyendo un nuevo marco financiero internacional”, en la sede de BBVA en Madrid.

Asimismo, Carstens señaló en una entrevista con la agencia de noticias EFE que hoy la tradición “obsoleta” de que el director de esta institución tenga que proceder de Europa le resta “legitimidad” y lesiona su “efectividad”.

“Si sale un europeo porque es el mejor, está bien, pero no se debe tomar como un derecho adquirido”, defendió Carstens, quien consideró que sus credenciales son “mejores” que las de Lagarde.

Añadió que “gran parte de las actividades del FMI son recomendaciones de política económica” y para que éstas sean “aceptables” los países deben considerar que el Fondo es legítimo, lo que implica que quien lo dirige debe ser “la mejor persona posible, no que provenga de una región en particular”.

 

Comentarios