Benefician subsidios a 'clases pudientes' de México, advierte Naciones Unidas

viernes, 17 de junio de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- “Las clases pudientes” en México son las verdaderas beneficiarias de los subsidios a las gasolinas que otorga el gobierno federal, recursos que, por cierto, cuadruplican al gasto dedicado al combate a la pobreza, advirtió el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). Al dar a conocer el Informe de desarrollo humano. México 2011, elaborado por el organismo internacional, el representante residente del PNUD, Magdy Martínez-Solimán, sostuvo ante el secretario de Hacienda, Ernesto Cordero: “El gran problema en México sigue siendo la generalidad en la distribución de los subsidios del gobierno, mecanismo que termina beneficiando a los más ricos”, criticó. Según el texto, el país “gasta cada año cuatro veces más en subsidiar el combustible que en todos los programas para combatir la pobreza; cada mes, el dueño de un camioneta de lujo que llena su tanque recibe del Estado unos mil 800 pesos, mientras que una familia de cuatro miembros en pobreza extrema, el Programa Oportunidades apenas le entrega mil 400 pesos”. Luego detalla que ante un presupuesto público insuficiente, debe privilegiarse el gasto básico, como el de educación, salud y alimentación, focalizándolo entre los más pobres. Sin embargo, se advierte en el informe, “esta no es la característica más sobresaliente del gasto público en México”. Más aún, señala que el país carece de un sistema universal de atención a la salud, pues el gasto público por beneficiario es 50% mayor para la población asegurada que para las personas no aseguradas. En cuanto a la educación, el informe advierte que México invierte más que la mayoría de los países de América Latina, no obstante, el mayor gasto de este ramo se va en el pago a maestros. Por otro lado, señala que las entidades federativas “han paralizado el crecimiento de sus ingresos durante los últimos 10 años”, a partir de la creación del Ramo 33, que es el instrumento para la entrega de participaciones federales. En su intervención, Cordero dijo que es importante leer el informe en su totalidad, ya que ello permitirá identificar claramente los avances y retos, así como evitar generalizaciones. Sin embargo, el también aspirante presidencial admitió que “únicamente focalizando los subsidios es como se ayuda a quienes menos tienen”, para luego advertir que “no necesariamente un subsidio generalizado es la mejor herramienta para poder atender a los derechos universales”.

Comentarios