Mega multa contra Telcel fractura a la Cofeco

jueves, 30 de junio de 2011 · 14:16
MÉXICO, D.F. (apro).- La división afloró en el seno de la Comisión Federal de Competencia (Cofeco) un día después de que dos comisionados integrantes del pleno, Luis Alberto Ibarra Pardo y Miguel Flores Bernés, votaron a favor de que el presidente Eduardo Pérez Motta se recusara de votar sobre la multa de 11 mil millones de pesos en contra de Telcel, el gigante de telefonía móvil, propiedad de Grupo Carso. Los comisionados argumentaron que las declaraciones realizadas por Pérez Motta en entrevistas radiofónicas realizadas el 25 de abril pasado en Radio Fórmula, y el 10 de mayo en TV Azteca y Milenio TV, lo colocaron “en una situación que afectaría su imparcialidad”. En contrapunto a esta posición, el comisionado Rodrigo Morales Elcoro emitió este miércoles un voto particular para descalificar esta decisión como “frívola”, ilegal y basada en prejuicios. “La recusación ordenada carece de una valoración prudente, integral y razonable de las pruebas disponibles en el expediente. Al contrario, se basa en una valoración parcial, superficial y simplista de la evidencia presentada”, argumentó Morales. No obstante, en su propio voto particular Morales Elcoro admitió que la política de comunicación social de Pérez Motta es polémica: “No me habré de pronunciar en el presente voto particular sobre la política de comunicación social del presidente, que la mayoría considera ‘irritante’ ni tampoco de la ‘política alternativa’ de comunicación promovida por mis estimados colegas Ibarra Pardo y Flores Barnés. Señalo, simplemente la contaminación que posiblemente aqueja a la resolución al confundir temas distintos, el tono apropiado de la comunicación social, versus la acreditación de un impedimento”. “La mayoría confunde el propósito y la naturaleza del presente incidente y lo convierte en mecanismo para controlar atribuciones en materia de comunicación social y censurar opiniones técnicas que no comparten. En este sentido, me parece que la resolución se basa en prejuicios, más que en una aplicación prudente y rigurosa de la normatividad”, sentencia. Pérez Motta se defendió con el argumento de que durante las entrevistas citadas no habló sobre la multa a Telcel –la más alta decretada por el organismo antimonopolio--, sino de un caso de 2006 y no del expediente relativo a la mega multa.