Coparmex teme "contagio" por crisis griega y española

martes, 5 de julio de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) admitió que la economía crecerá sólo 4% en este año, en parte por los riesgos económicos que persisten en países como Grecia y España, además de la desaceleración de la economía estadunidense. El presidente del organismo, Gerardo Gutiérrez Candiani, dijo que “no creo que lleguemos a niveles de 5% y tal vez será menor a la estimación que se tenía de 4%. Aunque el país tiene condiciones favorables, no quiere decir que esté ajeno a factores externos. Hay que estar muy pendientes de cualquier cambio para tomar las medidas necesarias”. Apenas el lunes 4, el secretario de Economía, Bruno Ferrari, advirtió que la economía internacional puede “contagiar” a México, a través de los mercados financieros, debido a la situación de endeudamiento que padecen Grecia y España. Este martes, Gutiérrez Candiani explicó que la deuda de los países europeos, así como el rezago de la economía estadunidense, principal socio comercial de México, pueden afectar el crecimiento del país si no se fortalece el mercado interno. “México enfrenta, con un buen manejo de sus variables macroeconómicas, la difícil situación de los mercados financieros del exterior. Sin embargo, es necesario que el mercado interno tenga un mayor dinamismo para que las compañías generen trabajos y se dependa en menor medida de las condiciones internacionales”, señaló el líder patronal. Por su parte, el Banco de México (Banxico) reveló en su encuesta a especialistas que la debilidad del mercado externo y la crisis europea son el principal factor que puede obstaculizar el crecimiento del país. Hoy, la Coparmex advirtió es necesario que se generen los empleos necesarios; además, instó a la clase política a realizar las reformas estructurales pendientes y mejorar los niveles de competitividad y educación. Por otra parte, el organismo patronal señaló que “no hay nada escrito” rumbo a las elecciones presidenciales del 2012, luego de la victoria del PRI en el Estado de México, Coahuila y Nayarit. “No hay nada escrito en el tema electoral; en 2012, más que un partido, la gente se inclinará por un candidato y por el tipo de campaña que realice; además, evaluará sus compromisos, así como el trabajo hecho en sus funciones anteriores”, argumentó Gutiérrez Candiani. De acuerdo con el dirigente empresarial, el triunfo del PRI representa la posibilidad de tener un período extraordinario en el Congreso de la Unión y, con ello, abrir la puerta a la aprobación de reformas en materia laboral, política y de seguridad.