Clases media y alta, las más morosas y endeudadas con la banca: Condusef

miércoles, 17 de agosto de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) reveló que las clases media y alta son las más endeudadas con la banca y las más morosas para pagar sus créditos. En contraste, las personas con menores ingresos presentan un menor porcentaje de morosidad. Al presentar el simulador de crédito personal y de nómina, el presidente de la institución, Luis Pazos, dijo que “quienes dejan de pagar no son los pobres, sino la clase media o media alta que gasta más de lo que tiene o bien compra sin prever bien sus pagos”. Explicó que al cierre de 2010 se tenía registro de 21.1 millones de contratos de tarjeta de crédito -suscritos principalmente por personas con altos recursos-, de los cuales 1.2 millones presentaba algún tipo de atraso de 30 o más días de pago. En contraste, de los 6.2 millones de contratos de crédito personal -hechos por gente con escasos recursos-, 600 mil presentaban morosidad. En otras palabras, el índice de morosidad de crédito de nómina es de 2.7 por ciento a junio pasado, mientras que para el personal asciende a 4.3 por ciento, y la cartera vencida de tarjeta de crédito alcanzó 5.5 por ciento. El presidente de la Condusef aseguró que “el crédito personal, que está dirigido a los estratos más bajos de la población, ha cobrado una mayor importancia en los últimos años, como parte de las acciones de bancarización”. Entre 2009 y 2011 el crédito personal creció 26.7% en promedio anual y se ubica como el segundo rubro en importancia después de la tarjeta de crédito. El titular de la Condusef, resaltó que del total de crédito personal otorgado, 35% se realiza bajo la modalidad de crédito de nómina, cuyos pagos están respaldados mediante la nómina del empleado. La Condusef explicó que el simulador de crédito personal y de nómina es una herramienta que permitirá encontrar la opción que más le convenga al usuario, pues permite comparar las distintas alternativas de crédito que se ofrecen en el mercado.

Comentarios