México, "blindado" ante turbulencia mundial: Merrill Lynch

lunes, 22 de agosto de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- México si está blindado ante la volatilidad financiera internacional, aseguró el banco de inversión estadunidense Merrill Lynch. De acuerdo con la institución financiera, la economía mexicana cuenta con fortalezas como sus finanzas públicas, perspectivas inflacionarias bajas, solidez de la banca, además de sus altas reservas internacionales, ubicadas en niveles históricos de más de 134 mil millones de dólares. No sólo eso, en su análisis, Merrill Lynch destacó que la fortaleza de la economía mexicana ofrece al país mayor margen de maniobra para enfrentar posibles choques externos. “México fue beneficiado por el alza en los precios internacionales del crudo durante la primera mitad del año, así como por un incremento en la tributación no petrolera, lo que impulsó los ingresos del gobierno 4.6% en términos reales durante el primer semestre de 2011”, explicó. Agregó que el déficit creció marginalmente durante el primer semestre de este año, lo que mantiene la deuda pública “en bajos niveles” de 30.7% en relación con el producto interno bruto (PIB), “lo que ha contribuido a reducir la vulnerabilidad de México respecto a los choques externos”. Desde principios de agosto, los mercados internacionales se desplomaron ante el problema de sobreendeudamiento persistente en Europa y Estados Unidos, lo que provocó la desaceleración de la economía mundial. En México también se sintieron los efectos: El 8 de agosto, cuando la firma Standard & Poor´s bajó la calificación de la deuda estadunidense, la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) se desplomó 5.88%, la mayor baja desde el 2008. Mientras que la economía en su conjunto disminuyó su ritmo de crecimiento a 3.3% durante el segundo trimestre del año, cuando venía caminando a niveles superiores a 4%. Inclusive, el Banco de México (Banxico) modificó el pronóstico de crecimiento de la economía a la baja para ubicarlo en un rango entre 3.8% y 4.8% para 2011. La causa fue el deterioro en las expectativas de crecimiento de la economía internacional, sobre todo la estadunidense, y un marcado aumento de la incertidumbre mundial. Hoy, Merrill Lynch también puso el dedo en el renglón y advirtió que las autoridades mexicanas deben concentrarse en algunos riesgos, como el estrecho vínculo del país con Estados Unidos, por lo que sugirió “seguir diversificando el comercio exterior y fomentar fuentes de crecimiento interno”. Y alertó: “Si se materializa una nueva recesión en Estados Unidos --una probabilidad que el banco ubica en 40% durante los próximos 12 meses--, la producción de México, principalmente la industrial, sería arrastrada”. El reporte también advirtió que otros factores que afectarían la solidez financiera del país es el eventual apoyo de algunos bancos que operan en México a sus casas matrices en Europa y las relativamente escasas opciones para recolocar portafolios de inversión.

Comentarios