Sin empleo, 2.7 millones de mexicanos, el nivel más alto en nueve meses: Inegi

jueves, 25 de agosto de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- Las supuestas fortalezas macroeconómicas del país, en un entorno de volatilidad financiera mundial, no fueron suficientes para contrarrestar los altos niveles de desempleo en México. En julio pasado, la tasa de desocupación (TD) fue de 5.6%, el nivel más alto de los últimos nueve meses. Es decir, los mexicanos que no encuentran trabajo sumaron 2.7 millones, admitió hoy el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi). De acuerdo con el organismo, el desempleo no ha podido disminuir a los niveles anteriores de la crisis de 2009, cuando la TD registraba cifras inferiores a 4.5%. Incluso, el Banco de México (Banxico) señaló en meses pasados que “las altas tasas de desocupación representan una de las limitantes para el crecimiento económico del país”. Las estadísticas no exhiben mejoría en el 2011: En enero, el desempleo fue de 5.4% anual; en febrero, 5.3; en marzo disminuyó, como cada año, debido a factores estacionales para ubicarse en 4.6; mientras que en abril subió a 5.1; en mayo, 5.2; junio, 5.4, y en julio pasado se disparó a 5.6%. Pero eso no es todo. El nivel de subocupación -aquellas personas que tienen la necesidad y la disponibilidad de trabajar más horas- registró la cifra más alta de los últimos 14 meses, al alcanzar una tasa anual de 8.8%. La dependencia destacó que, entre las personas desocupadas, 73% tienen grados superiores de estudio, como el bachillerato, carreras técnicas, licenciaturas, maestrías e incluso doctorado. En contraste, 26% de las personas que no encuentran trabajo estudiaron hasta la secundaria. El organismo presidido por Eduardo Sojo precisó que las entidades con mayor desempleo son Tamaulipas, Aguascalientes y Estado de México; en contraste con la de menor desocupación: Michoacán, Chiapas y Yucatán. Sin embargo, la situación del desempleo también alarma a la iniciativa privada. En julio pasado, el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Mario Sánchez Ruiz, advirtió que si México no fortalece su mercado interno será difícil el desarrollo de las empresas y la creación de los empleos requeridos cada año. Sánchez Ruiz sostuvo: “Por más reservas internacionales que pueda tener el Banxico –estimadas en 132 mil 814 millones de dólares–, por más que se tengan las condiciones macroeconómicas que se tienen, si no tenemos una fortaleza del mercado interno, pues va a ser muy complicado crecer”.

Comentarios