Resiente economía mexicana impactos de turbulencia internacional: Banxico

viernes, 26 de agosto de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- El Banco de México (Banxico) afirmó este viernes que la economía mexicana ha empezado a resentir los primeros impactos de la turbulencia financiera internacional, ocurrida en los últimos meses. Durante su informe sobre política monetaria, el banco central apuntó que “la actividad productiva sigue con una tendencia positiva, pero su ritmo de crecimiento ha perdido cierto dinamismo. Algunos componentes del gasto interno se han desacelerado moderadamente”, puntualizó. A principios de agosto, el gobernador de Banxico, Agustín Carstens, señaló que si el crecimiento económico del país se veía afectado por el impacto financiero internacional, “eso será dentro de un límite razonable, por lo que no se anticipa un escenario recesivo en México”. Los tiempos ya se cumplieron. De acuerdo con el comunicado emitido este viernes por Banxico, las perspectivas de crecimiento se han revisado a la baja ante la desaceleración de la economía de Estados Unidos. Esta situación, agregó, confirma que la brecha del Producto Interno Bruto (PIB) cerrará a una velocidad menor a la prevista (en el segundo trimestre creció 3.3%, cuando venía caminado a ritmos superiores a 4%). Asimismo, destacó que pese a las condiciones macroeconómicas favorables y un manejo adecuado de las finanzas públicas, los riesgos están latentes. Lo favorable para México, detalló, es que la deuda, como proporción del PIB, está en niveles bajos, además de que el país tiene muy buen acceso a los mercados financieros internacionales, el sistema bancario está bien capitalizado, la regulación prudencial ha operado bien, las reservas internacionales están en niveles récord (más de 134 mil millones de dólares), es flexible la línea de crédito del FMI por más de 70 mil millones de dólares, y la inflación está bajo control. Sin embargo, Banxico admitió que al prevalecer el riesgo de turbulencia en los mercados financieros internacionales, ello “generará volatilidad excesiva en el mercado cambiario y que algunos precios agropecuarios repunten”. Según el banco central, el futuro no tan es alentador, pues México depende en mayor medida de su principal socio comercial, Estados Unidos. Y añadió: “Durante las últimas semanas, el entorno externo se deterioró de manera significativa. La información más reciente acerca de la actividad económica en Estados Unidos muestra que su crecimiento ha sido débil durante prácticamente todo 2011 y que se mantienen los problemas estructurales de desempleo, sobreendeudamiento de los hogares y del mercado de vivienda”.  

Comentarios