Alianza Sacyr-Pemex busca tomar el control de la petrolera Repsol

lunes, 29 de agosto de 2011
MADRID (apro).- La constructora Sacyr-Vallehermoso anunció hoy una alianza con Petróleos Mexicanos (Pemex) para tomar el control de la petrolera hispana Repsol, al alcanzar en conjunto una participación accionaria  de 29.87%. En un comunicado conjunto, la constructora hispana, primer accionista de Repsol con 20%, se alió con la poderosa accionista de referencia, Pemex, que actualmente posee 4.87% y está en proceso de adquirir 5% más. “Sacyr Vallehermoso (SyV), el socio industrial con mayor participación accionaria en Repsol, y Pemex, el socio industrial más antiguo de la compañía, han firmado hoy un acuerdo para votar en forma conjunta en las decisiones relevantes que se tomen en la petrolera. La paraestatal mexicana adquirirá en el mercado, durante las próximas semanas, 5% de Repsol, “con lo que su participación alcanzará 9,8%”, dice el comunicado. El acuerdo fue comunicado hoy a la Comisión Nacional del Mercado de Valores español, por el que ambas compañías “sindican sus derechos de voto, que alcanzará 29.8% del capital social de Repsol, y aspiran a contar con una representación acorde con su participación en el capital social de la compañía”. Al hacerse del control de Repsol, estos accionistas desplazarían a los actuales gestores encabezados por su presidente Antonio Brufau. Las nuevas socias señalan que es “positiva la separación de las funciones del presidente del consejo de administración y del primer ejecutivo”, que actualmente confluyen en Brufau. Así, las empresas pretenden nombrar un primer directivo (consejero delegado) que asuma todas las funciones ejecutivas de Brufau y, con ello, la gestión efectiva de la compañía. Los medios económicos españoles consideraron este golpe de mano como uno de los más contundentes que asume la empresa que encabeza Luis del Rivero, en su ofensiva por hacerse con el poder de Repsol, de la que actualmente es vicepresidente. Este acuerdo se produce dos meses después de la entrada en vigor, el 1 de julio pasado, de la Ley de Auditorías, más conocida como ley antiblindaje, que elimina los límites a los derechos de voto en las compañías cotizadas, señaló el portal del periódico El País. Hasta antes de la entrada en vigor de esta ley, Sacyr contaba con 10% en derechos de voto, de forma que no podía ejercer más que ese porcentaje. El otro accionista de referencia es La Caixa (Criteria), que posee 12% de Repsol, grupo catalán que hasta ahora había dado su respaldo a Brufau. Sin embargo, el comunicado de Sacyr y Pemex es muy crítico con la gestión de Brufau, al señalar que Repsol “no está valorada adecuadamente”, y por ello establecen el compromiso de adoptar medidas tendentes a que el mercado reconozca su “verdadero potencial”. Los votos de ambas compañías irán en forma conjunta en aspectos como el plan de negocios, inversiones o desinversiones que no hayan sido incluidas en el programa de negocio del presupuesto anual, y el nombramiento de consejeros y directivos, así como sus remuneraciones. La constructora Sacyr Vallehermoso, cotizada en la bolsa española Ibex-35, es uno de los mayores grupos españoles de infraestructuras, con presencia en cinco continentes y una cartera de 51 mil millones de euros, de que 61% procede de actividades internacionales, entre ellas las obras de ampliación del Canal de Panamá. El comunicado señala que Pemex es el cuarto productor de crudo en el mundo y está evaluada como la décimo tercera compañía integrada a escala mundial. Asimismo, en México, Pemex es el único productor de crudo, gas natural y petrolíferos, la fuente más importante de ingresos del gobierno federal y la empresa más importante del país.

Comentarios