Gana Slim licitación para explotar dos espacios orbitales de Brasil

martes, 30 de agosto de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- La empresa brasileña de satélites Star One, controlada por el magnate Carlos Slim --a través de América Móvil-- se adjudicó los derechos de explotación de dos espacios orbitales de Brasil después de ganar una licitación abierta lanzada por el gobierno de ese país. La Agencia Nacional de Telecomunicaciones (Anatel) de Brasil adjudicó dos espacios por 74 millones de reales en total (alrededor de 46.5 millones de dólares). Esa cifra supone 837.7% más del precio inicial de ambas ofertas. El órgano regulador de telecomunicaciones en Brasil subastó otros dos espacios orbitales, otorgados a HNS Americas Comunicações. El 19 de abril pasado, América Móvil, propiedad del hombre más rico del mundo, Carlos Slim, adquirió la totalidad de las acciones de Star One, al comprarle a GE Satellite Holdings, el paquete acciones que poseía. En aquellas fechas, el presidente vitalicio de grupo Carso también dijo al ministro de Planeación, Inversión Pública y Servicios de Argentina, Julio de Vido, que invertirá más de mil 500 millones de dólares en servicios de banda ancha, red de cuarta generación y telefonía en ese país del cono sur. Hoy, los planes de expansión empresarial de Slim empezaron a dar sus primeros frutos en Sudamérica. El órgano regulador de telecomunicaciones en Brasil precisó que con los derechos otorgados a Star One y a HNS Americas Comunicações se cumple el objetivo de ampliar la capacidad de las telecomunicaciones brasileñas en los próximos cinco años. “La licitación tiene la finalidad de atender las actuales demandas en el sector, así como las necesidades de comunicaciones futuras del país, que será sede del Mundial de Futbol en 2014 y de los Juegos Olímpicos de 2016, entre otros certámenes”. De acuerdo con Anatel, los derechos de explotación, concedidos por 15 años prorrogables una vez, permiten poner en órbita un total de cuatro satélites geoestacionarios que deberán cubrir la totalidad del territorio nacional de Brasil. Es no es todo, las dos compañías que ganaron la licitación podrán utilizar sus satélites para ofrecer servicios de telefonía, televisión, radiodifusión y transmisión de datos; pero están obligadas a reservar al menos 25% de su capacidad para atender el mercado local. La incertidumbre y volatilidad del mercado financiero parecen no afectar las decisiones de Slim. Apenas la semana pasada aumentó su participación accionaria en la empresa editora del diario The New York Times, así como en la cadena de almacenes exclusivos Saks.

Comentarios