Admite Cordero que la turbulencia financiera es una "llamada de alerta" para México

martes, 9 de agosto de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- El titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Ernesto Cordero, señaló que los momentos de turbulencia financiera internacional deben verse como “una llamada de alerta” para que México realice los cambios que requiere. “La economía mexicana podría resentir los efectos del entorno internacional en caso de una agudización de las crisis que viven Europa –principalmente Grecia, Irlanda y Portugal-- y Estados Unidos”, puntualizó el funcionario federal durante un mensaje transmitido a través de Internet, pese a que en días pasados delineó un panorama de fortalezas. Y agregó: “Desafortunadamente todas las economías del mundo, incluyendo la mexicana, se verán afectadas, y el reto es mitigar el grado de afectación. Por ello mantendremos una política responsable y con visión de largo plazo”. El aspirante presidencial insistió que pese a que hubo una mejora en los mercados internacionales, “México no puede bajar la guardia, porque estos episodios podrían repetirse al ser causados por serios problemas en países industrializados, y todavía no están resueltos en su totalidad”. De acuerdo con el titular de Hacienda, la crisis de los mercados internacionales provocó una reevaluación de las perspectivas de crecimiento en el ámbito global, y por ello se reunió con diferentes actores económicos y con el presidente de la Bolsa Mexicana de Valores, Luis Téllez, a fin de evaluar daños y alternativas. De hecho, durante su reunión con Cordero, miembros de la iniciativa privada demandaron al gobierno federal fortalecer el mercado interno, cuyos principales problemas son el desempleo y la informalidad. El presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Mario Sánchez Ruiz, aseguró que los empresarios ya diseñaron propuestas claras sobre las acciones a seguir para que el mercado interno no sufra más daños en el escenario de incertidumbre mundial. Para el CCE, el mayor riesgo se encuentra en el sector exportador, debido a que más de 80% de las exportaciones mexicanas van a Estados Unidos, principal socio comercial de México. Entre las propuestas de la cúpula empresarial para apuntalar al mercado interno destacan: la simplificación fiscal, elevar las compras de gobierno de productos mexicanos y “atacar de forma agresiva” al mercado informal e ilegal en el país. Además, fortalecer a la banca de desarrollo, fomentar la transparencia y rendición de cuentas de los tres órdenes de gobierno, impulsar la innovación y el desarrollo tecnológico, e insistir en las reformas estructurales pendientes. En respuesta, Cordero dijo que los efectos de la turbulencia en México no son tan severos como en otros países, en virtud de que, apuntó, se ha hecho bien la tarea, e hizo un llamado a la confianza en un mundo de incertidumbre: “Para las familias mexicanas es tiempo de mostrar confianza en el futuro de México. Para los empresarios, es el momento de continuar invirtiendo y generando empleos. Para el sector financiero, es momento de tranquilidad y de tener la confianza de que hemos hecho bien nuestra tarea”.

Comentarios