Standard & Poor's "pecó de arrogancia" al degradar deuda de EU: Téllez

martes, 9 de agosto de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- El presidente de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), Luis Téllez, aseguró que Standard & Poor´s (S&P) “se equivocó y pecó de arrogancia” al reducir la calificación de la deuda estadunidense. Después de la ceremonia de colocación accionaria de Banregio, Téllez argumentó que “el problema fue de percepción, precisamente al problema político, en el que el gobierno estadunidense se tardó en definir cómo elevar el techo de endeudamiento”. El viernes pasado la calificadora S&P señaló que “la baja de la calificación refleja que el plan de consolidación fiscal recientemente acordado entre el Congreso y el Poder Ejecutivo en Estados Unidos, no es suficiente para estabilizar la dinámica de la deuda soberana a mediano plazo”. El anuncio de S&P de recortar la calificación crediticia a Estados Unidos y su posterior aplicación, colapsó los mercados desde la semana pasada; pero este lunes 8 de agosto, la caída fue más pronunciada. La Bolsa de Francfort, cayó 5%; Londres, 4.6%; París, 3.39%; Madrid, 2.44%, y Milán, 2.35%. En Asia, Tokio cayó 2.18% y Pekín 2.17%. En América Latina se dieron desplomes mayores que el registrado en la BMV, -la cual disminuyó 5.88%. En Buenos Aires se observó un retroceso de 10.73%; Sao Paulo, 8.08%; Lima, 7%, y Santiago, 6.92%. Aunque hasta el mediodía de este martes la BMV revirtió la tendencia negativa, Luis Téllez aseguró que la volatilidad continuará en los mercados, aunque se reservó el pronóstico sobre lo que pudiera ocurrir en las siguientes semanas. Pero eso sí, el exsecretario de Comunicaciones y Transportes advirtió que el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Internacional de Pagos deben analizar el papel que las calificadoras han jugado desde el 2008. Téllez precisó que las calificadoras deben analizar las situaciones económicas y no políticas, como sucedió el viernes pasado. Explicó que, pese al argumento del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, el cual señalaba que había un error de cálculo; la calificadora basó su evaluación en el proceso político que elevar el techo de endeudamiento y la discusión que se generó entre la Casa Blanca y el Capitolio.

Comentarios