Adquiere Pemex 4.62% de Repsol; alianza causa polémica

viernes, 2 de septiembre de 2011
MADRID (apro).- Petróleos Mexicanos (Pemex) ya controla el 9.4% de Repsol al formalizarse esta tarde la adquisición de 4.62% de las acciones de la multinacional del petróleo española, según un  comunicado de la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores de España. La paraestatal anunció que, a través de su filial PMI Holdings, adquirió 56 millones 377 mil 090 acciones de Repsol YPF, que representan ese 4.62%. En el comunicado del supervisor bursátil se señala que la compra se realizó en cumplimento al acuerdo de sindicación de acción que Pemex y Sacyr-Vallehermoso alcanzaron el pasado 29 de agosto. La adquisición se efectuó mediante compras en el mercado y mediante operaciones con entidades como HSBC, Credit Agricole CIB, Natixis y Grupo Financiero Inbursa. El acuerdo de sindicación de acciones de la constructora española, que son un 20%, y las de Pemex, que en un mes llegará a 9.8%, les permitirán tomar el control en la gobernanza de Repsol-YPF. Según el pacto, ambas empresas se comprometieron a no superar al 30% y sortear la obligación legal de presentar una OPA por un porcentaje de acciones mayor o la totalidad de la empresa. El anuncio, que incluyó severas críticas de Sacyr y Pemex a la actual gestión de Antonio Brufau al frente de Repsol, ya generó reacciones de orden político. Un analista sobre temas energéticos que habló a condición de reservar su nombre, explicó que esta alianza es más riesgosa para Petróleos Mexicanos y el más necesitado de ese apoyo era el empresario Luis del Rivero, presidente de Sacyr-Vallehermoso. Recordó que frente a los altos volúmenes de deuda de la constructora, con presencia internacional –es una de las empresas implicadas en la ampliación del Canal de Panamá– Del Rivero le abrió la puerta al capital ruso, cuando pretendía que Lukoil le comprara su 20% de capital en Repsol. “Esa era una venta muy arriesgada porque Repsol no sólo es una empresa multinacional privada, sino que tiene un origen muy español, entonces este empresario, en una actitud con un dejo de personalismo, abrió al capital de Lukoil, el cual fue ampliamente cuestionado”, recordó. Ahora, señala, “Pemex se embarca en una aventura del principal socio de Repsol, que ahora tiene problemas de endeudamiento, y podría salir raspado”. Añadió: “Es extraño ese cambio en la actitud más o menos pasiva que Pemex había manejado en Repsol porque era un accionista de referencia, por su antigüedad, solvencia y fiabilidad, pero ahora ha dado un gran susto”. Y es que en virtud del pacto, Sacyr y Pemex ven conveniente separar las funciones del presidente del Consejo de Administración y del primer ejecutivo de la compañía, que recaen en Antonio Brufau, cuya gestión cuestiona continuamente Del Rivero. El Partido Popular ha exigido más información al gobierno sobre esta transacción de Repsol. Incluso, Europa Press difundió un cable con declaraciones que atribuye a Esteban Montoro, portavoz económico de los populares, quien cuestionó que la operación tuviera lugar dos meses antes de las elecciones. Otra reacción es la del gobierno argentino, dan a conocer esta noche las principales agencias de noticias. Señalan que el gobierno de Argentina solicitó hoy la celebración de una reunión urgente con YPF, la filial de Repsol, para que informe sobre la intención de Pemex de avanzar en el accionariado de Repsol.

Comentarios