Avala gobierno español la alianza Sacyr-PEMEX

martes, 6 de septiembre de 2011
MÉXICO, D.F.,  (apro).- El gobierno español fijo su postura en relación con la alianza Sacyr-Pemex que actualmente poseen casi el 30% de las acciones de la petrolera Repsol. En rueda de prensa, Miguel Sebastián, ministro de Industria de España, declaró que su gobierno tiene una posición neutral frente a la decisión de PEMEX de elevar su participación en Repsol-YPF y en sociedad con la constructora Sacyr ejercer una mayor influencia en la petrolera. Se trata, dijo, de una “operación estrictamente empresarial”. El pasado jueves 1, Pemex invirtió mil 100 millones de euros para adquirir otro paquete de acciones de Repsol y elevar así su participación en casi 10%, mientras que Sacyr posee 20% de la petrolera. "El gobierno mantiene su neutralidad, es una operación empresarial (...) Pido a los protagonistas no involucren al gobierno en sus estrategias defensivas", insistió el funcionario español. Lo que al gobierno le preocupa, agregó, son las reservas de Repsol, porque en parte son reservas españolas. “Por eso vigilamos por la hispanidad de Repsol, pero es una operación estrictamente empresarial". En opinión del ministro de Industria  la operación cumple la premisa de mantener a Repsol-YPF como una empresa española. "Si hablamos de la hispanidad nos referimos a dos puntos. Primero que el principal accionista sea español y esto se cumple y, segundo, que la suma de las participaciones de las empresas españolas sea mayor que la suma de las participaciones de las empresas extranjeras", explicó. Sin embargo, Repsol-YPF pidió el pasado lunes 5 al regulador energético que revise el pacto entre Pemex y Sacyr, con base en la llamada "Función 14" que establece que la Comisión Nacional de Energía tiene que autorizar operaciones de compraventa de participaciones en empresas que desarrollen actividades relacionadas con la distribución y suministro de energía o el transporte de la misma. En paralelo, una asociación de accionistas minoritarios españoles solicitó también que el regulador bursátil investigue si Pemex actuó con información privilegiada en la reciente compra de acciones de Repsol-YPF. "AEMEC (Asociación Española de Accionistas Minoritarios de Empresas Cotizadas) considera anormal el volumen de títulos de Repsol negociados antes de suscribirse el pacto de accionistas entre Pemex y Sacyr", dijo la entidad en un escrito presentado ante el regulador bursátil "AEMEC pide explicaciones sobre cuándo y cómo se realiza el compromiso de Pemex de adquirir el 5% de Repsol (...) (y) solicita que Pemex y Sacyr declaren si hay cláusulas adicionales al pacto o condiciones impuestas por terceros, que pudieran afectar al derecho de voto en Repsol", dijo. Además, exigió que se confirmen o desmientan versiones de prensa que indican que los acreedores de Sacyr exigieron a la constructora tomar el control de Repsol-YPF para refinanciar su deuda. La endeudada Sacyr, principal accionista individual de la petrolera, está en negociaciones con sus acreedores para refinanciar el crédito de 5 mil millones de euros que tomó justamente para concretar la compra de su parte en Repsol-YPF En México, la operación realizada por Pemex también ha levantado polémica: Por lo pronto, las bancadas de los partidos de la Revolución Democrática (PRD) y del Trabajo (PT) en el Senado exigieron que la paraestatal rinda cuentas sobre la decisión de contratar deuda para comprar acciones de la empresa española Repsol. La demanda será llevada al Pleno de la Cámara alta, durante su primera sesión ordinaria, en la que se presentarán dos puntos de acuerdo para pedir una explicación. El senador perredista, Pablo Gómez, pidió que el Secretario de Hacienda, Ernesto Cordero, informe de manera exhaustiva, en un término de cinco días hábiles, todo lo relacionado con la operación de contratación de deuda pública por parte de Pemex para la compra de acciones de la empresa petrolera española Repsol YPF. "Que informe los términos y fundamento en que se considera dada la autorización por parte del Congreso de la Unión para que la paraestatal Petróleos Mexicanos pueda celebrar empréstitos de la magnitud anunciada y dentro del endeudamiento neto externo previsto en la Ley de Ingresos de 2011", planteó. Gómez pidió información sobre las obras a que se destinarán los recursos derivados del endeudamiento, para justificar si se cumple o no con lo que establece la fracción VIII del artículo 73 constitucional. "Que informe sobre la justificación jurídica para que, a través de una empresa paraestatal, la Administración Pública Federal realice adquisición de valores de renta variable mediante operaciones de deuda pública federal", agregó. En tanto, el coordinador del PT, Ricardo Monreal, demandó la comparecencia del director de Pemex, para que explique las motivaciones de la compra de un mayor número de acciones de la empresa Repsol. Además, propuso la creación de una Comisión Plural de Trabajo que se aboque a investigar la situación que guarda la compra de acciones de la empresa española Repsol, con deuda pública e incluso, en su caso, determinar la nulidad de dicho contrato.

Comentarios