Ajusta Hacienda a la baja crecimiento de este año; quedó en 4%

jueves, 8 de septiembre de 2011
MÉXICO, D.F. (apro).- De un crecimiento cercano a 5% para este año, la Secretaría de Hacienda revisó su pronóstico a 4%, según los Criterios Generales de Política Económica, contenidos en el paquete económico para 2012 que el Ejecutivo envió este jueves 8 al Congreso de la Unión. Todavía, la última estimación de la SHCP, difundida hace dos semanas, era de un crecimiento de 4.3% para 2011. Es decir, sin previo aviso, la dependencia modificó sus estimaciones de crecimiento. Todavía la semana pasada, el propio secretario de Hacienda, Ernesto Cordero, en rueda de prensa, ratificó el pronóstico de 4.3% para este año, aunque advirtió que se estaba evaluando la revisión en función del comportamiento de la economía mundial, en particular la de Estados Unidos, donde es patente una continua desaceleración. Hacienda se mantuvo en 4.3%, no obstante que desde el 10 de agosto el Banco de México (Banxico) había hecho su revisión. De un crecimiento de entre 4 y 5%, pasó a un pronóstico de entre 3.8% y 4.8%. Este jueves, ya subidos a la página de internet de la Secretaría de Hacienda los documentos que integran el paquete económico para 2012 –Criterios Generales de Política Económica, Iniciativa de Ley de Ingresos, Proyecto de Presupuesto de Egresos y diversas modificaciones fiscales–, se observa que la dependencia previó un cierre de este año con un crecimiento de 4%. Para 2012, toda vez que los efectos de la desaceleración en Estados Unidos se harán más palpables en la economía nacional, Hacienda prevé un crecimiento económico de sólo 3.5%. En los Criterios Generales de Política Económica, que contiene los datos más agregados de las principales variables económicas, a partir de los cuales de confecciona el programa económico, se observan los siguientes estimados: Además de un aumento del producto interno bruto (PIB) de 3.5% real respecto de 2011, se fija nuevamente la meta de 3% para la inflación anual; se espera un tipo de cambio nominal de 12.20 pesos por dólar (11.9 fue el estimado para 2011), y una tasa de interés nominal promedio, el próximo año, de 4.6%, aunque para el final de 2012 se prevé que llegue a 4.8%. El deterioro del comercio exterior a escala mundial significará para México un mayor déficit en la cuenta corriente de la balanza de pagos, que es en la que se consignan todas las transacciones de bienes y servicios entre México y el mundo. Así, para 2012 se espera un déficit en cuenta corriente de 17 mil 219.5 millones de dólares, 1.4% del PIB. Dicho déficit será 6 mil 363 millones más que en 2011, que se estimó en 11 mil 157 millones de dólares, 0.9% del PIB. En la cuenta corriente se incluyen exportaciones, importaciones, turismo –el que entra y el que sale–, los pagos de intereses netos al exterior, las utilidades remitidas y reinvertidas por empresas de capital extranjero, y las remesas familiares. En cuanto al balance fiscal, la diferencia entre ingresos y egresos totales, Hacienda prevé que el próximo año resulte un déficit (mayores gastos) de 2.2% del PIB, incluyendo las erogaciones por inversiones de pesos. Excluyendo éstas, el déficit sería de 0.2% del PIB, uno de los más bajos en el mundo. Sobre todo comparado con los déficit de Estados Unidos y las economías europeas, que combatieron la crisis con deuda y con espectaculares inyecciones de liquidez y grandes estímulos fiscales, que por ello enfrentan déficits que, en algunos casos, superan 10% de su producto interno bruto. Entre otras variables de apoyo que se utilizan para la confección del paquete económico, Hacienda calcula que la tasa de interés internacional rondará en un promedio de 0.9%, una décima más del 0.8% previsto para este año. También considera una producción industrial en Estados Unidos que crecerá a un ritmo muy menor al de este año: 2.7% contra 3.3% de 2011. La dependencia prevé una declinación en las plataformas de exportación y de producción de crudo: un millón 167 mil barriles diarios de exportación (un millón 274 mil en este año) y de 2 millones 550 mil barriles diarios de producción (casi 2 millones 600 mil en 2011). Finalmente, Hacienda calcula en 84.9 dólares el precio promedio del barril del petróleo (mezcla mexicana) para 2012, muy por arriba del que estimó para este año, que fue de 63 dólares en la previsión original y de 89.7 dólares en los criterios que se presentaron este jueves.  

Comentarios