Competencia mundial será a "cuchillada limpia", alerta Gurría

martes, 10 de enero de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- El secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), José Ángel Gurría, advirtió que México debe aprobar las reformas “estructurales” para enfrentar la competencia mundial posterior a la crisis, que será “a cuchillada limpia”. Al inaugurar la Tercera Conferencia Anual en Reforma Regulatoria, celebrada en la torre ejecutiva de la Secretaría de Economía (SE), señaló que “de lo que se trata es precisamente de aumentar la competitividad para mantener nuestra cuota de mercado e irla aumentando, porque la competencia postcrisis está a cuchillada limpia”. Ante el secretario de Economía, Bruno Ferrari, Gurría dijo que México debe preparase, pues “todos nuestros competidores se quieren quedar con los despojos de aquellos que se descuiden, y sólo aquellos que lleven a cabo las reformas van a poder defenderse mejor”. El titular de la OCDE descartó que este 2012 sea un “año perdido” para que se aprueben las reformas atoradas en la Cámara de Diputados, como la laboral, la fiscal o la energética. “No es un año perdido. Debe ser un año de mucho trabajo el 2012, para lograr muchos de los cambios que todavía están pendientes, como una reforma laboral que permita a los jóvenes tener oportunidades de empleo”, afirmó Gurría. Luego reconoció el problema de desempleo y desigualdad que persiste en el país. “Por eso hay los indignados, porque hay un problema de desocupación de los jóvenes, además de una desigualdad creciente, y las dos cosas juntas son muy frustrantes”, admitió. El gobierno federal anunció que este año se crearán 590 mil nuevas plazas de trabajo. Sin embargo, de acuerdo con los especialistas, se requieren alrededor de un millón de empleos para satisfacer la demanda de la población. De hecho, José Ángel Gurría llamó a “no echar las campanas al vuelo” por el pronóstico del crecimiento económico del país en este año electoral. “Pese que México crecerá 3.5% en 2012, por arriba del promedio de los países miembros de la OCDE, no es para echar las campanas al vuelo, pues aunque el dato es positivo, deberíamos avanzar a un ritmo mayor y generar casi el doble de empleos”, dijo Gurría.