Se desacelera industria de la construcción, alerta Bancomer

lunes, 16 de enero de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- La industria de la construcción se desacelerará a lo largo del año, pese al proceso electoral y a que habrá más subsidios para la adquisición de vivienda, alertó Adolfo Albo, economista en jefe de BBVA Bancomer en México. En rueda de prensa, el experto destacó que la expectativa para el cierre de 2011 de ese sector es de un crecimiento de 5.1%, pero este año se prevé cierre únicamente con un avance de 3.8%. También previó que la generación de nuevas plazas laborales pase de 600 mil en el año pasado a alrededor de 300 mil o 400 mil en 2012, ya que un punto porcentual menos del PIB “representa entre 120 mil y 150 mil nuevos empleos”, explicó. No sólo eso, el analista señaló que en 2012 el crecimiento del sector de la construcción se moderará a 3.8%, debido a una desaceleración en la edificación de vivienda. “El rezago en materia de vivienda en el país se debe a la caída que ha observado la construcción en zonas turísticas como Cancún, Quintana Roo; Los Cabos, Baja California; Acapulco e Ixtapa en Guerrero; Puerto Vallarta, Jalisco, y Huatulco en Oaxaca”, precisó. “Aun cuando no se tiene un estimado de cuándo empezará a recuperarse la construcción de la vivienda en estas zonas, dependerá del comportamiento de la economía de Estados Unidos, en el caso de destinos turísticos en el Pacífico, y de Europa en el lado de la Riviera Maya”, acotó. Sin embargo, entre los factores que permitirán impulsar la construcción, en el primer semestre del año, está el proceso electoral, debido a la culminación de obra pública a nivel federal y estatal, como en Chiapas, Guanajuato, Morelos, Jalisco, Tabasco y Distrito Federal, donde se renovará gobierno local. El directivo de BBVA dijo que otro impulso a la vivienda es el entorno positivo previsto de baja inflación, menores tasas de interés, mayores plazos y montos; a lo que se sumará la edificación no residencial, como oficinas, centros comerciales e industrias. Adolfo Albo señaló que la construcción de vivienda fluctúa entre 430 mil y 450 mil viviendas por año, cuando el número de créditos se ubica en 600 mil, derivado de mayor financiamiento para la adquisición de casas usadas. “Aun cuando este sector viene registrando cuatro trimestres consecutivos de incrementos hasta septiembre pasado, su valor aun se mantiene por debajo de lo observado en la precrisis”, concluyó.

Comentarios