Disminuye el FMI perspectivas de crecimiento para México

martes, 24 de enero de 2012
MÉXICO, D.F., 24 de enero (apro).- El Fondo Monetario Internacional (FMI) disminuyó su pronóstico de crecimiento para México durante el 2012, el cual pasó de 3.6% a 3.5%, ante el deterioro del entorno global. Al dar a conocer el reporte Perspectivas de la Economía Mundial, el organismo dirigido por Christine Lagarde advirtió que “la mayoría de las economías avanzadas evitan una nueva recesión, mientras que las emergentes ven desacelerar el fuerte ritmo de la actividad” económica. El documento fechado en Washington, Estados Unidos, señaló que en las economías emergentes, como México, las políticas a corto plazo deben centrarse en cómo responder a la moderación del crecimiento interno y a la desaceleración de la demanda externa proveniente de las economías avanzadas. De acuerdo con el reporte, México crecerá menos que el promedio de los países emergentes, quienes registraran una tasa de 5.4%. Sin embargo, el Producto Interno Bruto (PIB) del país para el presente año, será mayor al de las economías desarrolladas que registrarán un crecimiento de 1.2%. El FMI precisó que los países que serán el motor de la economía mundial (que crecerá 3.3% en el 2012), son China, India, además de los países latinoamericanos como Brasil, Argentina y Perú, entre otros. En contraste, el PIB de la Zona Euro, compuesta por 17 naciones, se desplomará 0.5 por ciento. El organismo internacional enfatizó que la recuperación mundial está amenazada “por una agudización de las tensiones en la Zona del euro y fragilidades en otras regiones”. Agregó que “las condiciones financieras se han deteriorado, las perspectivas de crecimiento se han ensombrecido y los riesgos a la baja se han intensificado”. La semana pasada el Banco Mundial precisó que “ante un panorama tan incierto, los países en desarrollo deben evaluar sus fragilidades y preparar planes de contingencia para responder a una desaceleración económica”. En su momento, la Organización de las Naciones Unidas alertó que “la economía mundial se está tambaleando al borde de una recesión”. Hoy, el Fondo Monetario aclaró que las proyecciones “apuntan a una desaceleración de la actividad mundial, pero no a su colapso”. De hecho, el FMI dijo que “el actual entorno, caracterizado por sistemas financieros frágiles, niveles elevados de déficit públicos, con deuda pública y tasas de interés cercanas a cero, es muy propicio para que se autoperpetúe (sic) el pesimismo”. Luego llamó a la coordinación de los países para salir avante en la crisis mundial. “Para evitar esfuerzos en vano, es importante señalar que no todos los países deben realizar el ajuste de la misma manera, en la misma medida o al mismo tiempo…Al coordinar sus medidas para que sean mutuamente coherentes, las autoridades pueden ayudar a anclar las expectativas y a restablecer la confianza”, explicó. El organismo internacional recomendó implementar tres acciones: un ajuste sostenido pero gradual; abundante liquidez y una política monetaria expansiva, sobre todo en las economías avanzadas; y un resurgimiento de la confianza en la capacidad de acción de las autoridades.