Descarta Ferrari crisis alimentaria por sequía

martes, 31 de enero de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- El titular de la Secretaría de Economía (SE), Bruno Ferrari, descartó que el problema de la sequía vaya a desatar una crisis alimentaria en el país al asegurar que el abasto de alimentos está garantizado. En conferencia de prensa conjunta con el secretario de Agricultura (Sagarpa), Francisco Mayorga, señaló que las organizaciones que refieren que la sequía no tiene solución lo único que hacen es hacerle el "caldo gordo" a los especuladores, quienes de inmediato anuncian alzas de precios en perjuicio de los consumidores. "Hay que tener mucho cuidado porque aquellas organizaciones que están pronosticando la desgracia, la hambruna y circunstancias de tragedia, lo único que están haciendo es perjudicar al consumidor. Es hacerles el caldo gordo a aquellos que quieren especular, que quieren abusar y que están usando ese pretexto que es real", dijo, e instó a la población a evitar el “alarmismo”. Ferrari admitió que el descontento existe y, obviamente, tiene causas justificadas, “pero también otro tipo de amplificaciones que pueden ser económicas, gente que quiere generar angustia y miedo para aumentar los precios, o políticas, para que puedan llevar agua al molino de algunos candidatos o grupo”, apuntó. Asimismo, mencionó que la semana pasada el gobierno de Felipe Calderón puso en marcha el Programa Integral de Atención a la Sequía 2012, mediante el cual se entregarán recursos por casi 34 mil millones de pesos a las regiones más dañadas. En su oportunidad, el secretario de Agricultura, Francisco Mayorga, admitió que en 2011 hubo una baja en la producción de maíz, pero en 2012, subrayó, se estima una disponibilidad de 23.1 millones de toneladas de maíz blanco, lo que representará más de 10% respecto del año anterior. "En este sentido, la producción esperada permite garantizar las necesidades de consumo", agregó. Un experto de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) advirtió en días pasados que la sequía que afecta a gran parte del país provocará que alrededor de 2.5 millones de mexicanos corran el riesgo de padecer hambruna si no se toman medidas para contrarrestar la pérdida de productos agrícolas y ganaderos. Emilio Romero Polanco, del Instituto de Investigaciones Económicas (IIE), indicó que el cambio climático es en este momento el factor decisivo en el déficit de la producción nacional de granos básicos, por lo que consideró urgente monitorear la gravedad del problema y atenderlo en el corto plazo para evitar la falta de alimentos. El experto señaló que 50% de los municipios están afectados por la sequía, y se calcula que 1.4 millones de hectáreas padecieron los daños provocados por las condiciones climáticas adversas. Tan solo el año pasado, recordó, se perdieron 3.2 millones de toneladas de maíz, 600 mil de frijol y 60 mil cabezas de ganado debido a la escasez de agua, por lo que advirtió que "de no aplicar medidas para contrarrestar la pérdida de productos agrícolas y de ganadería, esta población corre el riesgo de padecer hambruna".

Comentarios