Piden a Peña Nieto cancelar capítulo agropecuario del TLCAN

lunes, 29 de octubre de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- El presidente de la Central Campesina Independiente (CCI), Rafael Galindo Jaime, pidió al presidente electo, Enrique Peña Nieto, cancelar el capítulo agropecuario del Tratado de Libre Comercio con América del Norte (TLCAN). Afirmó que desde 1994 que entró en vigor, el TLCAN ha dejado en la pobreza a 52 millones de mexicanos, más de cinco millones de desempleados, 12 millones de campesinos que han emigrado, 14 millones de ambulantes; además, el país ahora importa 42% de sus alimentos. Con el apoyo de los campesinos asistentes al 49 Pleno Agrario Nacional de la CCI, Galindo Jaime comentó que la petición seguramente propiciará señalamientos de funcionarios en el sentido de que “es una locura”. Sin embargo, afirmó, “no es una locura, lo estamos pidiendo porque hay muchos intereses en el intercambio comercial entre Estados Unidos y México donde los campesinos han quedado fuera de todo beneficio”. El dirigente de la CCI dijo que la petición se hizo llegar en un documento al presidente electo, Enrique Peña Nieto, durante el evento al que asistieron funcionarios del gobierno federal encabezados por Ángel Sierra, coordinador general del Fondo Nacional de Empresas Sociales (Fonaes), representante del titular de Economía, Bruno Ferrari. Explicó que los subsidios otorgados por los gobiernos de Estados Unidos y Canadá a sus productores, ha permitido dejar fuera de competencia a los campesinos mexicanos, de los cuales sólo el 4.5% recibe apoyos a través de programas o créditos. “Es una locura que cada año haya un millón de pobres en México, es una locura que cada año aumente el comercio informal en México, porque no hay capacidad de crear empleo en el país”, recalcó el presidente de la CCI. Reprochó la política del presidente Felipe Calderón que sólo ayuda a los grandes agroempresarios que cuando mucho serán 300 mil , mientras que se desperdicia el potencial de los 30 mil núcleos agrarios que hay en el país, en el que habitan 3.5 millones de ejidatarios. Desde la firma del TLCAN en 1994, la Secretaría de Economía se ha convertido en una agencia gestora de cupos de importación que sólo beneficia a los grandes intermediarios, los cuales, además, especulan con los alimentos y establecen precios sin que Bruno Ferrari, titular de la dependencia, intervenga en la materia. “El secretario de Economía, Bruno Ferrari, no regula los precios, permite la especulación de alimentos, lo que da como resultado una actuación de esta dependencia como mediocre; y como ejemplo está la más reciente crisis del huevo que llegó a costar el kilogramo hasta en 104 pesos en La Paz, Baja California, y en este momento no baja de 25 pesos”, subrayó. Para el dirigente campesino debe haber un cambio radical en la política para el agro nacional, pues es urgente frenar la pobreza en el medio rural, generar empleo, abatir el hambre y crear oportunidades para los jóvenes campesinos que emigran de sus comunidades en busca de mejor nivel de vida en ciudades urbanas o en Estados Unidos.

Comentarios