Alta inflación es un "tema de preocupación pública": Carstens

martes, 30 de octubre de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- El discurso del Banco de México (Banxico) en torno de las elevadas tasas de inflación cambió de manera sorpresiva, pues si bien en los últimos tiempos había asegurado que se trataba de un fenómeno “transitorio”, ahora afirma que es un “tema de preocupación pública”. Durante su participación en el seminario “Finanzas nacionales y subnacionales en México”, organizado por la calificadora Fitch, el gobernador de Banxico, Agustín Carstens, prendió los focos rojos al advertir que el aumento inflacionario “ya se ha prolongado bastante”. Efectivamente, desde julio pasado la inflación está lejos de la meta de 3% planteada por el banco central, con un rango de +/- un punto porcentual. En ese mes la inflación se ubicó en 4.42% y en agosto en 4.57%, mientras que en el noveno mes del año se disparó a 4.77% y en la primera quincena de octubre se colocó en 4.64% ante el incremento en el precio del huevo y otros productos agropecuarios, principalmente. Frente a directivos, empresarios y funcionarios, el gobernador del banco central mencionó que no está conforme con los niveles inflacionarios actuales, y que si el indicador no sigue con su reciente tendencia a la baja tendrán que utilizarse medidas monetarias. “Si no se consolidan esos cambios en tendencia que hemos empezado a ver, pues sí sería necesario usar los instrumentos monetarios que tiene el Banco de México… La idea sería utilizarlos de tal forma que la inflación regresara, digamos, hacia niveles inferiores de 4% y retomara la tendencia de convergencia hacia el 3% lo antes posible”, precisó el exsecretario de Hacienda. Añadió: “Vamos a estar muy al pendientes a este respecto, al grado de que podríamos próximamente hacer uso de nuestros instrumentos de política monetaria”. Eso ya lo había adelantado la semana pasada, cuando Banxico dio a conocer la decisión de política monetaria: “Sería procedente llevar a cabo un ajuste al alza en la tasa de interés de referencia, con el objeto de consolidar el anclaje de las expectativas de inflación, prevenir la contaminación al resto de los procesos de formación de precios en la economía nacional y no comprometer la convergencia de la inflación al objetivo permanente de 3%” señaló la institución en un comunicado, el pasado viernes 26. Por lo pronto la tasa de interés de referencia se mantiene en 4.5%, y altos los precios de los alimentos. De las otras aristas macroeconómicas, el funcionario insistió que son saludables, pese a la crisis que enfrentan las economías desarrolladas. Agustín Carstens sostuvo que la economía mexicana “sigue fuerte, va a continuar estando fuerte, tiene capacidad de crecimiento. Hemos construido buenos pilares macroeconómicos en lo monetario, en lo fiscal, en lo bancario”, subrayó.  

Comentarios