Informalidad causa baja recaudación de impuestos en México: OCDE

martes, 13 de noviembre de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- Los elevados niveles de informalidad, una administración tributaria débil y bases impositivas estrechas, provocaron que México sea el país que menos recaudación tuvo entre los miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). De acuerdo con el informe Estadísticas tributarias en América Latina, elaborado por el organismo internacional, México recauda poco y mal. Además de que los recursos se obtienen en mayor medida de los hidrocarburos. Los datos que arroja el organismo dirigido por José Ángel Gurría lo confirman: “La presión tributaria en México (ingresos tributarios como porcentaje del PIB) ha aumentado ligeramente durante las dos últimas décadas en comparación con los  países de la OCDE, donde se ha mantenido relativamente estable. Sin embargo, esta tendencia alcista viene principalmente determinada por los derechos sobre la producción de hidrocarburos”. De esta forma, si los ingresos de estos derechos se eliminan de la recaudación tributaria total, la presión tributaria muestra tan sólo un ligero aumento entre 1990 y 2010. De hecho, en el 2010 México recaudó 18.8% respecto al producto interno bruto (PIB); mientras el promedio en Latinoamérica fue de 19.4%; y la recaudación tributaria de los países miembros de la OCDE de 33.8%. Aún peor, ya que si se descuentan los derechos sobre la producción de hidrocarburos, la presión tributaria en este país llegaría sólo a 13.9%, muy por debajo del promedio regional. Según el documento publicado hoy por el organismo internacional, México obtiene mayores recursos de los impuestos indirectos como el Impuesto al Valor Agregado (IVA). Sin embargo, este último gravamen sólo alcanzó el 3.9% del PIB en 2010, la segunda más baja a nivel regional, debajo del promedio de América Latina (6% del PIB), así como de los países de la OCDE (6.6% del PIB). En cuanto a los impuestos directos, la situación va por el mismo rumbo: El Impuesto sobre la Renta (ISR) en las empresas representó poco más del 2% del PIB en el 2010, cifra menor comparada con el 3% de la OCDE, “aunque existen grandes variaciones entre países”, aclaró el organismo. En tanto que el ISR en las personas físicas representó menos del 15% de la recaudación total en el 2010, en contraste con 24% en la OCDE, lo que contribuye a “la reducción de la progresividad del sistema tributario”. “Esta menor importancia viene en parte condicionada por el bajo número de contribuyentes y la concentración de los contribuyentes en niveles de renta más bajos”, acotó el análisis del organismo internacional. Por otra parte, las contribuciones de la seguridad social en 2010 también se ubicaron en niveles menores que en la región, y muy por debajo del promedio en la OCDE. Al respecto, la Organización explicó que “la gran heterogeneidad en la forma en que los países han instaurado y reformado sus regímenes de la seguridad social explica en gran medida estas diferencias”. Es decir, en países con sistemas públicos o mixtos, como Brasil, Costa Rica o Uruguay, estas contribuciones aún representan más del 20% de la recaudación total; mientras que las aportaciones al régimen privado de capitalización individual implantado en México no forman parte de los ingresos tributarios, aclaró. Finalmente, el porcentaje total de ingresos tributarios recaudados por las entidades federativas en México se encuentra entre los más bajos de la OCDE, con tan sólo 3.6% en 2010, en comparación el 24% como promedio en los siete países federales de la OCDE. En este sentido, los ingresos de los impuestos sobre bienes inmuebles (el predial) son particularmente bajos (1% de la recaudación total), en comparación con la OCDE (3.3%). “Esto contribuye a la poca importancia de los impuestos sobre la propiedad en la recaudación total”. Con estas tablas, México se ubica en el séptimo lugar en cuanto a recaudación tributaria, detrás de países como Argentina, Brasil, Uruguay, Costa Rica, Chile y Ecuador… y todavía muy lejos de países como España y Portugal, los cuales recaudan más del 30% de su PIB.  

Comentarios