Inconforma a patrones homologación de salarios mínimos

lunes, 26 de noviembre de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- El sector patronal manifestó su inconformidad por la decisión de la Comisión Nacional de Salarios Mínimos (Conasami) de homologar los salarios en las zonas “A” y “B” del país, lo cual, dijo, demuestra “el rompimiento de las formas y el estado de derecho” por parte de la autoridad. En un comunicado, la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) señaló que “la decisión de la Secretaría del Trabajo lesiona el clima de confianza que hemos construido en el sector productivo a lo largo de años y que debemos aquilatar ante un entorno económico de incertidumbre e inestabilidad”. El pasado viernes 23, el Consejo de Representantes de la Conasami acordó, por mayoría del gobierno y de la representación obrera, otorgar un incremento de 2.9% a los salarios mínimos en el área “B”, con el objetivo de igualar a los del área “A”. Dicho incremento entrará en vigor a partir del próximo 27 y hasta que finalice este año. Según el acuerdo, el nuevo salario mínimo general para el área geográfica “A” será de 62.33 pesos y para la “B” de 59.08 pesos, en tanto que los minisalarios profesionales, que incluyen 70 profesiones u oficios, fluctuarán entre 77.79 y 186.73 pesos para la zona "A" y entre 73.84 y 176.72 para la "B". El Área geográfica “C” desaparece y ahora se denominará “B”, con los mismos salarios vigentes generales y profesionales. Este lunes, el organismo presidido por Juan Pablo Castañon dijo que la decisión causa extrañeza, y la calificó como una “medida populista y sin un análisis ni consenso de por medio”. “En este sentido, llamamos a nuestras autoridades a reconocer que no hay atajos para el crecimiento económico, y para lograr mejores salarios se requiere construir mejores condiciones de vida, lo que implica elevar la competitividad, la calidad de la educación, la productividad de los factores y generar un clima propicio para los negocios a través de condiciones de seguridad pública”, enfatizó. La Coparmex votó en contra de la homologación por considerarla carente de sustento jurídico, ya que –subrayó– “estaba viciada de origen al carecer de un fundamento válido para demostrar la validez de la unificación de áreas geográficas”. El ajuste implicó la desaparición de la zona “B”, a la que están adscritos diversos municipios de Nuevo León, Jalisco, Tamaulipas, Sonora y Veracruz, y su integración a la zona “A”.

Comentarios