Elogia FMI a México por política macroeconómica

miércoles, 28 de noviembre de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- El Fondo Monetario Internacional (FMI) colmó en elogios al gobierno mexicano por “el sólido marco de política económica basado en reglas y por la hábil gestión macroeconómica” que, resaltó, ha apuntalado al país después de la crisis económica del 2009. El organismo dirigido por Christine Lagarde señaló que dichas políticas económicas “han mejorado la competitividad y la capacidad de resistencia de la economía ante choques, y han contribuido a un aumento de la inversión extranjera y el crecimiento”. En un escenario internacional adverso, México cumple de manera positiva las condiciones para mantener la estabilidad macroeconómica. A esas conclusiones llegó el directorio ejecutivo del FMI, que también aplaudió la aprobación de la controversial reforma laboral. Los altos funcionarios convinieron en que el acuerdo con el FMI en el marco de la línea de crédito flexible ha ofrecido una protección significativa frente a los riesgos mundiales a la baja. El Fondo Monetario enfatizó que el sector financiero de México sigue siendo sano y resistente. Sin embargo, alentó a incrementar los esfuerzos para reforzar el marco de regulación y supervisión, y reducir la concentración de las carteras de préstamos de los bancos. También instó a las autoridades a redoblar sus esfuerzos para implementar las recomendaciones en el marco del Programa de Evaluación del Sector Financiero (PESF), y elogió el monitoreo estrecho del endeudamiento de los “gobiernos subnacionales” (estados). El FMI aplaudió la reforma laboral aprobada recientemente, y recalcó la importancia de adoptar reformas dirigidas a mejorar la calidad de la educación, fomentar la competencia, y facilitar el acceso al crédito para las pequeñas y medianas empresas, y reforzar la seguridad interna. De hecho, adelantó que “para impulsar su crecimiento potencial, México requerirá reformas estructurales orientadas a incrementar la productividad y la inversión”. Sobre la inflación (la cual se mantiene en niveles superiores al 4%), el organismo advirtió que el Banco Central deberá estar atento a los choques de oferta y debe mantener ancladas las expectativas de este indicador macroeconómico. “La actual orientación de la política monetaria ha ayudado a respaldar la recuperación en curso, habida cuenta del proceso de consolidación fiscal. El siguiente paso consistirá en determinar el rumbo adecuado de la política monetaria, dadas las condiciones cíclicas y las presiones mundiales adversas. Los recientes choques de oferta, que causaron un aumento de la inflación por arriba del intervalo de variabilidad, justifican que el banco central se mantenga atento”, explicó. El FMI subrayó que cuando existen este tipo de choques es esencial comunicar la orientación adecuada de la política monetaria a fin de asegurar la credibilidad del banco central y mantener las expectativas de inflación bien ancladas. Para el próximo presupuesto 2013 recomendó a las autoridades restablecer el equilibrio, en el marco de la regla fiscal de México, lo que ayudará a encauzar la razón de endeudamiento hacia una trayectoria descendente y restablecer los márgenes de maniobra fiscal. “Con este fin, es necesario aplicar medidas para movilizar ingresos públicos para incrementar la relación de ingresos a PIB desde un nivel relativamente bajo, reducir la dependencia de los ingresos petroleros y evitar una compresión excesiva de la inversión pública. También será necesario aplicar reformas fiscales para abordar las presiones sobre el presupuesto derivadas del envejecimiento de la población y la reducción de los ingresos petroleros como porcentaje del PIB”, explicó. El FMI celebró la legislación aprobada recientemente para mejorar la declaración de cuentas públicas de los “gobiernos subnacionales” (estados), lo que será esencial para reforzar la disciplina fiscal. “Los directores coincidieron en que la actual orientación de la política monetaria ha ayudado a respaldar la recuperación en curso habida cuenta del proceso de consolidación fiscal”, señaló el organismo. El Fondo Monetario dibujó un escenario favorable para la economía mexicana  en el próximo año: estimó un crecimiento cercano al 3.5%, “nivel cercano a la tasa de crecimiento potencial a largo plazo de México”. “A pesar de la moderada recuperación en Estados Unidos, se prevé que la demanda interna mantendrá su dinamismo, respaldada por la confianza sostenida de las empresas y los consumidores”, sostuvo.  

Comentarios