Ocupa Veracruz el primer lugar en tomas clandestinas: Pemex

lunes, 20 de febrero de 2012
XALAPA, Ver. (apro).- El subdirector de Auditoria y Seguridad Industrial de Pemex-Refinación, Antonio Álvarez Moreno, señaló que Veracruz ocupa el primer lugar a nivel nacional como el estado con el mayor número de tomas clandestinas y robo de combustible. De acuerdo con el funcionario, en lo que va de este año se han registrado 29 tomas clandestinas dentro de territorio veracruzano, lo que representa 17% de las que han sido detectadas en el país. A sólo mes y medio de 2012, agregó, Veracruz ha desplazado a Sinaloa, entidad que desde hace años ocupaba el deshonroso primer sitio, y hasta el momento registra 25 tomas clandestinas, seguido de Nuevo León, con 18. En conferencia de prensa, antes de realizar un recorrido de supervisión por la estación “El Polvorín”, donde el mes pasado se registró un derrame por una toma clandestina, el funcionario de Pemex detalló que los lugares con mayor incidencia en la entidad en cuanto a robo de combustible en lo que va de este año son: Tierra Blanca, Omealca, Villa Isla, José Azueta e Ixtaczoquitlán, municipios ubicados en el sur del estado. Sin embargo, señaló que también se han detectado tomas clandestinas en otras entidades como Tamaulipas, Puebla, Coahuila, Sonora, Guanajuato, Baja California, Jalisco, Hidalgo, Oaxaca, Tabasco, Querétaro y Chihuahua, entre otras. De enero a la fecha, subrayó, en el país se han contabilizado 173 tomas clandestinas de los ductos propiedad de Pemex, por lo que el director general de la paraestatal, Juan José Suárez Coppel, ha solicitado a la Secretaría de Marina-Armada de México y al Ejército mexicano reforzar la seguridad en las instalaciones donde se ha observado la problemática, como es el caso de Veracruz, ya que las pérdidas económicas por este tipo de hechos “son enormes”, apuntó. En este sentido, recordó que durante el 2011 se registraron mil 324 tomas clandestinas, lo que para la paraestatal representó pérdidas económicas por más de 9 mil millones de pesos, ante la sustracción ilegal de casi 300 mil barriles de hidrocarburo.

Comentarios