Habrá "mano dura" contra morosos, advierte el SAT

jueves, 9 de febrero de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- El Servicio de Administración Tributaria (SAT) advirtió que ejercerá “mano dura” contra los contribuyentes que incumplan con sus obligaciones fiscales. El jefe del organismo, Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena, señaló que durante este año se utilizarán todos los recursos legales para garantizar el pago de impuestos por parte de los contribuyentes y así incrementar la recaudación. En rueda de prensa, Ortiz Mena precisó que el SAT aplicará auditorías, cobranzas, envíos de cartas de control de obligaciones, embargos y registros en el buró de crédito, además de inmovilización de cuentas bancarias. El funcionario federal dijo que “hemos sido muy duros y vamos a continuar así, y seremos muy agresivos en auditorías y cobranzas y en el envío de cartas de control de obligaciones”. De hecho, el SAT adelantó que será “muy enérgico para cobrar dinero” que no se reporte ante omisiones o faltas. El organismo que tiene como objetivo que las personas físicas y morales contribuyan proporcional y equitativamente al gasto público, reveló que durante el año pasado registró una recaudación de un billón 416 mil 588 millones de pesos, que representa un máximo histórico. Por su parte, la recuperación de cartera ascendió a 21 mil 227 millones de pesos, lo que representa 23.9% más de lo que el SAT consiguió en 2010. Mientras que la expectativa para el 2012 en este rubro es de 25 mil millones de pesos. El titular del SAT aclaró que “la recuperación de cartera es la parte donde nos debemos enfocar, hoy contamos con herramientas que hace cuatro años no teníamos, el Congreso ha sido responsable en darnos más herramientas”. Incluso, señaló que la mayor parte de la recuperación de cartera se ha dado mediante la inmovilización de cuentas bancarias, con un total 16 mil cuentas cerradas. “Si no tomamos acciones de cobranza, tampoco podemos recuperar la cartera y esto implica inmovilizar cuentas. No hay de otra, porque son contribuyentes a los que ya se les envió una carta previa”, precisó. Y agregó que es “ilusorio” esperar a quien adeuda créditos fiscales pague voluntariamente, por lo que la inmovilización de cuentas bancarias parte de un principio de justicia hacia los contribuyentes cautivos. El jefe del Servicio de Administración Tributaria explicó que las dos principales razones para inmovilizar cuentas son que esté incorrecto el domicilio fiscal del contribuyente y éste no se encuentre en él, y que el crédito fiscal que se adeuda no esté debidamente garantizado.

Comentarios