Se han atenuado los riesgos para un aumento de inflación: Banxico

viernes, 16 de marzo de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- Pese al deterioro del entorno económico mundial, la actividad productiva del país se mostró resistente durante el último semestre del 2011, informó el Banco de México (Banxico). El banco central consideró que “los riesgos para la inflación, los correspondientes al alza, se han atenuado en virtud de que la probabilidad de un choque financiero del exterior se ha reducido y que las áreas afectadas por las sequías en México han comenzado a disminuir”. Al dar a conocer el anuncio de política monetaria, el banco central señaló que “en las últimas semanas hubo una mejoría en el balance de riesgos para el crecimiento económico derivado de las perspectivas positivas de crecimiento en los Estados Unidos, principal socio comercial del país”. La institución gobernada por Agustín Carstens explicó que hay una reducción de la probabilidad de que ocurra un evento financiero catastrófico a nivel mundial. Sin embargo, advirtió que el aumento reciente en el precio del petróleo derivado de los conflictos en el Medio Oriente es un elemento de riesgo tanto para la actividad económica como para la inflación a nivel mundial. Por otra parte, las presiones en los precios al consumidor también parecen desvanecerse. El Banxico señaló que entre los riesgos a la baja para la inflación, destacan la mejoría en la percepción de riesgo relativo de la economía mexicana y un debilitamiento de la demanda externa e interna. De acuerdo con el organismo, en los primeros meses del año la situación económica global mejoró después de que las expectativas de crecimiento de la economía mundial y de la confianza en los mercados internacionales se deterioraron en la segunda mitad del 2011. En Europa, las medidas adoptadas por el Banco Central Europeo (BCE) y los avances en los planes de consolidación fiscal contribuyeron a un mejor funcionamiento de los mercados interbancarios y de deuda soberana. Sin embargo, el Banxico explicó que “continúa observándose una retroalimentación negativa entre el despalancamiento (sic) de los bancos y la actividad económica, lo cual a su vez dificulta el proceso de consolidación fiscal necesario en la región”. Eso no es todo, se estima que la zona del euro entrará en recesión en el primer trimestre de 2012. Inclusive, en su último anuncio de política monetaria el BCE revisó a la baja su expectativa de crecimiento para la región en 2012 y 2013. El Banco de México precisó que en las economías emergentes se observó una reducción en su tasa de crecimiento. Mientras que en la Unión Americana algunos indicadores de producción y empleo han mejorado. “Sin embargo, la demanda agregada sigue mostrando signos de debilidad, debido a que prevalecen tanto problemas estructurales, como incertidumbre derivada de la falta de acuerdos políticos para la consolidación de las finanzas públicas”, precisó. Ante el entorno económico global y local, la Junta de Gobierno del banco central consideró mantener en 4.5% el objetivo para la tasa de interés interbancaria a un día. El Banco de México dijo que se mantendrá atento a las perspectivas para el crecimiento de la economía mexicana, de la inflación, así como de los mercados financieros, “lo cual, en un contexto de gran lasitud monetaria en los principales países avanzados y emergentes, podría hacer aconsejable un relajamiento de la política monetaria”, adelantó.

Comentarios