Ofrece México ayuda condicionada a Repsol

lunes, 23 de abril de 2012
MADRID, (apro).- El gobierno mexicano ofreció su ayuda a la petrolera Repsol para buscar una salida digna a la crisis generada por la expropiación de la filial YPF por parte del gobierno argentino, a cambio que se “transforme en hechos concretos” el acuerdo de intención que firmaron con Petróleos Mexicanos (Pemex) el 25 de enero pasado, aseguraron fuentes consultadas por el diario económico Expansión Este acuerdo, que sirvió para poner fin a la guerra entre Repsol y Pemex a raíz que ésta se alió con la constructora Sacyr-Vallehermoso para controlar casi el 30% de la petrolera, sin embargo, hasta hoy solo ha sido una carta de buena intención sin aplicación concreta. Los enviados del gobierno mexicano propusieron nuevos contratos de servicios con Repsol para acceder a su tecnología de exploración denominada Caldeidoscopio, una de las herramientas de exploración más avanzadas del mundo, que el grupo hispano tiene en Houston, Texas. La semana pasada, cuando estalló la crisis con el anuncio hecho por el gobierno de la presidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner, de expropiar “por utilidad pública” el 51% (del 57%) que posee Repsol en la filial argentina (YPF), enviados del gobierno de México estuvieron en Madrid con el propósito de entrevistarse con Antonio Brufau, presidente de la petrolera hispana, dice el matutino en su edición de este lunes. Viajaron expresamente el subsecretario de Hidrocarburos de la Secretaría de Energía, Mario Gabriel Budebo, y un representante del consejo de administración de Pemex, para reunirse con Brufau. “El alto representante del gobierno mexicano y el presidente de la petrolera española tuvieron oportunidad de repasar la situación de Repsol en Argetina”, señala. La visita, según logró averiguar Apro, tuvo coincidencia con la reunión extraordinaria que celebró el consejo de administración de Repsol, que cuenta con un representante de Pemex, por ser la tercera accionista de la petrolera española, con 9,4%, tras La Caixa (12%)y la constructora Sacyr-Vallehermoso (10%). Aunque el proceso de expropiación de YPF parece no tener vuelta atrás, dice, pero al menos el daño para Repsol se podría mitigar si el gobierno argentino hace una valoración justa de los activos expropiados, señala. Los enviados del gobierno mexicano mostraron preocupación que el asunto de PF provoque un gran daño a Repsol. Según Expansión, Felipe Calderón está tratando de templar los ánimos, al haber asegurado la semana pasada que “nuestra buena amiga Cristina Fernández” al nacionalizar YPF “no lleva a nada” porque perjudica a Argentina como destino de inversiones. La información añade que el gobierno mexicano está dispuesto a interceder si, de verdad, Repsol atiende las expectativas que el acuerdo de intenciones con Pemex había creado en el grupo americano. Así se lo hizo saber Budebo a Brufau, pese a que el acuerdo en enero pasado, cuando el secretario de Energía, Jordy Herrera viajó a Madrid, para entrevistarse con Brufau y buscar una salida al conflicto entre Repsol y Pemex, que ya llevaba seis meses, desde que la petrolera mexicano intentó aliarse con Sacyr, para tener mayor peso sobre las decisiones de Repsol. Brufau inició en octubre pasado una ofensiva política sin precedentes, acusando a Pemex de pretender vulnerar “la españolidad” de Repsol, incluso, generando opiniones en el mismo sentido de miembros del equipo de Mariano Rajoy—entonces presidente electo—, quienes se pronunciaron en contra que una empresa estatal tomara control de una empresa como Repsol, considerada estratégica por el Estado español. A través de la firma Llorente & Cuenca, una prestigiada consultora en comunicación, Repsol filtró informes a los medios de comunicación españoles para atizar la campaña en contra de PEMEX. Finalmente, en enero pasado, Herrera y Brufau firmaron un acuerdo de intención que fue ratificado semanas después por los consejos de administración de Pemex y Repsol, para poner en marcha planes conjuntos industriales y comerciales en distintas partes del mundo. El matutino especializado en temas económicos asegura que la propuesta incluye que Repsol y Pemex acuerden contratos de servicios de la tecnología de exploración Caleidoscopio de Repsol, una de las más avanzadas del mundo, que tiene su sede en Houston, Texas. “El gobierno de México ofrece a Repsol “oportunidades de negocios” en aquel país (México) para explorar hidrocarburos no convencionales. Y en “optimizar” el flujo de crudo entre Pemex y Repsol, con “swaps” (intercambio) de lo que sobra a cada uno, como son crudos ligeros por Maya, que es más pesado. Los crudos ligeros serían de las fuentes que Repsol mantiene en Ecuador, a cambio del petróleo Maya mexicano.

Comentarios