Sobornos y corrupción dejan fuera a México del top 10 en inversión

miércoles, 25 de abril de 2012
MÉXICO, D.F. (apro).- La corrupción y los sobornos imperantes en el país dejaron fuera a México de las 10 naciones con mayor inversión de parte de empresas extranjeras, reveló la Encuesta Global de CEO realizada por la firma de consultoría Chief Executive Officer (PwC). Así, México pasó del octavo al doceavo lugar. “El tema corrupción es un inhibidor de la inversión extranjera a cualquier país y hace que hayamos bajado de este octavo lugar a la décimo segunda posición en esta encuesta que se aplicó a finales de 2011, en relación con 2010”, explicó Luis Gerardo Díaz, socio de Mercadotecnia y Desarrollo de nuevos Negocios de PwC. Durante la presentación del estudio, el analista y editor de la encuesta, Leopoldo Eggers, acotó que el hecho de que sólo 45 de  mil 258 directivos a escala mundial haya mencionado a México entre los tres principales destinos para crecer, “tiene que ser interpretado como una mala noticia, ya que en la encuesta anterior fueron más de 70 los CEO interesados en nuestro país”. El caso más reciente de corrupción ocurrió con la trasnacional Wal-Mart que de 2001 a 2005 pagó millones de pesos a funcionario de todos los órdenes de gobierno para acelerar permisos y quitar trabas a la proliferación de tiendas, según el diario estadunidense The New York Times. Eggers adelantó que “el caso de la empresa Wal-Mart sí va afectar” en la percepción de los inversionistas sobre México. Los directivos señalaron que los mexicanos son optimistas en el corto plazo, pero el entusiasmo se diluye en el mediano plazo, ante la sombra ominosa del ajuste fiscal en Estados Unidos. De acuerdo con los resultados de la encuesta, el principal riesgo que percibe 80% de los CEO a nivel global es el “pobre crecimiento económico; esta es la preocupación para 74% de los que operan en los BRIC (Brasil, Rusia, India y China), mientras para los mexicanos es de 73%. La segunda fuente de riesgo para los CEO a nivel global proviene de los desequilibrios fiscales de los gobiernos en los que operan sus empresas (66%), no así para los CEO de México (69%). El tercer riesgo para los CEO a nivel global tiene que ver con la inestabilidad de los mercados de capital (64%) y, para los CEO de los BRIC, con la inflación (59%). En contraste, para los mexicanos, el tercero de los riesgos ya no proviene de los fundamentos macroeconómicos, sino del ámbito político y cultural: “Sobornos y corrupción” (64%).