Llama Núñez a empresarios a una "alianza estratégica" con Pemex

martes, 22 de enero de 2013
VILLAHERMOSA, Tab. (apro).- El gobernador Arturo Núñez Jiménez convocó a empresarios tabasqueños a una alianza estratégica con Petróleos Mexicanos (Pemex) para que la paraestatal sea generadora de desarrollo y empleo, “no sólo una fuente de indemnizaciones y donaciones”. Refirió que, según datos de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), las dos filiales de Pemex establecidas en la entidad –Pemex Exploración y Producción (PEP), y Pemex Gas y Petroquímica Básica (PGPB)– ejercieron en 2010 un presupuesto de 55 mil millones de pesos, del cual tres mil 800 millones (6.9% del total), se destinaron a compras a empresas tabasqueñas o empresas domiciliadas en el estado. De esa cifra, precisó, mil 100 millones de pesos se aplicaron en compras a micros, pequeñas y medianas empresas del estado, a través de 949 contratos, es decir, sólo 2.07% del total ejercido. “Nosotros queremos que esta participación crezca, que sea mayor y para eso vamos a trabajar”, ofreció el mandatario estatal al poner en marcha el foro petrolero, convocado por Coparmex. Resulta un “absurdo”, dijo, que la riqueza petrolera de Tabasco alterne con una situación de pobreza que alcanza al 57% de la población, y advirtió que en tanto no se generen los empleos que la gente demanda, “la batalla por los jóvenes nos la va a ganar el delito organizado o no organizado”. Ante empresarios locales y representantes de compañías transnacionales vinculadas a la industria energética, Núñez Jiménez llamó a dejar atrás la visión del Pemex “reparador de daños”, y sugirió a los empresarios tabasqueños fortalecer la articulación de cadenas productivas para proveer a la paraestatal de más bienes y servicios. Adelantó que, para el mejor aprovechamiento de la presencia petrolera en Tabasco, su gobierno diseña una estrategia de desarrollo asociada a las actividades de exploración y producción que la empresa efectúa desde la entidad para reemplazar el declive del yacimiento Cantarell, en la Sonda de Campeche. Destacó que ante el “nuevo momento del petróleo” en la entidad, por el descubrimiento del meyacimiento “Navegante 1” en el municipio de Nacajuca, y tras los auges de los años 50 y 90, se enmarcan proyectos de nuevos campos, pozos maduros y yacimientos. “Vamos todos a empeñarnos para que esta tercera oportunidad del petróleo vinculado a Tabasco deje algo más que participaciones fiscales, donaciones o indemnizaciones; que deje desarrollo económico, empresas productivas y competitivas, empleo e impuestos”, demandó. El gobernador pidió a la paraestatal ampliar la participación de firmas locales en sus compras y proveedurías, a fin de que Tabasco “sea una entidad piloto en el programa de proveeduría local de Pemex”. Expuso que, además, hay la factibilidad de producir electricidad más barata a partir del uso del gas, principalmente para suministro del sector gubernamental, así como el relanzamiento de los puertos de Frontera y Dos Bocas, en los municipios de Centla y Paraíso, para establecimiento de astilleros para reparación de embarcaciones, avituallamiento y mantenimiento de plataformas marinas. “Hay muchas áreas de oportunidad, sólo es cosa que los tabasqueños nos pongamos las pilas para aprovecharlas; disposición hay, necesitamos entender que Pemex es una empresa que tiene que ser competitiva”, apuntó, Por su lado, el subdirector de la región Sur de PEP,  José Luis Fong, informó que en 2013 la inversión de Pemex en Tabasco alcanzarán los 50 mil millones de pesos, 10 mil millones más que en 2012. Resaltó que este incremento de 25% representa buenas noticias para un estado que busca su recuperación económica, pero también para un sector empresarial interesado en proveer de bienes y servicios a la paraestatal.  

Comentarios