Multa Profeco por más 3.3 MDP a casas de empeño en 2012

martes, 22 de enero de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) impuso el año pasado multas por más de 3 millones 033 mil 685 de pesos a diferentes casas de empeño por incumplir con la normatividad. Según el organismo encabezado por el mexiquense Humberto Benítez Treviño, los negocios prendarios incurrieron en diversas anomalías, como la operación sin contratos de adhesión, además de omitir a los usuarios información clara del plazo máximo para el desempeño, el monto de préstamo en letra, la fecha límite del finiquito o el porcentaje, así como la ausencia de facturas. Sin mencionar las razones sociales de las casas de empeño ni cuántas fueron sancionadas, la Profeco señaló que estos negocios también ocultaron el porcentaje del préstamo conforme al avalúo de la prenda, no especificaban el tipo de prendas aceptadas, ni el plazo de pago y requisitos para su devolución. Tampoco establecían los gastos de almacenaje o las condiciones de venta de las prendas. El pasado 16 de enero la Secretaría de Economía (SE) publicó el decreto por el que se reforman los artículos 65 y 128 de la Ley Federal de Protección al Consumidor (LFPC), en la cual se confirmó que la Profeco se encargará de ejecutar un programa de verificación de establecimientos y lugares en los que se ofertan al público contratos de mutuo interés y garantía prendaria. Además, se estableció que para operar estos establecimientos se deberán inscribir en el Registro de Casas de Empeño. Además, tendrá que cumplir requisitos como tener un nombre, denominación o razón social, representante legal, Registro Federal de Contribuyentes (RFC) y domicilio del establecimiento matriz o de las oficinas en las que se asiente la administración de la casa de empeño, así como la dirección de las sucursales en las que se prestará el servicio, domicilio para oír y recibir notificaciones, y fecha y lugar de la solicitud. En cuanto a las transacciones hechas en esos centros prendarios, la dependencia encabezada por Ildelfonso Guajardo detalló que deberán contar con información sobre cambios, el costo diario totalizado y el costo mensual totalizado, que deberán expresarse en tasas de interés porcentual sobre el monto prestado. Actualmente, de las seis mil 500 casas de empeño que existen en el país, aproximadamente 2 mil están afiliadas a ese organismo o tienen contrato de adhesión, según la Asociación Mexicana de Empresas de Servicios Prendarios (Amespre). No obstante, aproximadamente siete de cada 10 establecimientos de ese tipo opera al margen de la ley, con tasas de interés elevadas y nula transparencia, sin descontar que son lugares donde podría lavarse dinero, como lo han señalado diversos especialistas. Hoy la Profeco aseguró que como parte del Programa Nacional de Verificación y Vigilancia a Casas de Empeño, en 2012 y en lo que va del presente año, emplazó a procedimiento administrativo a 309 de los negocios supervisados, mismos que incurrieron en diversas irregularidades. Con las nuevas disposiciones, estos establecimientos, tendrán que establecer procedimientos que le garanticen al pignorante la restitución de la prenda; y en caso de que el bien sobre el que se constituyó la prenda haya sido robado, extraviado o sufra algún daño, el pignorante podrá optar por la entrega del valor del bien conforme al avalúo, o de un bien del mismo tipo, valor y calidad. En el caso de los metales preciosos, el valor de reposición del bien no podrá ser inferior al valor real que tenga el metal en el mercado al momento de la reposición.

Comentarios