BM insta a Peña a fortalecer Seguro Popular y Oportunidades

jueves, 3 de enero de 2013
MÉXICO, DF, (apro).- El Banco Mundial (BM) recomendó al gobierno que encabeza Enrique Peña Nieto coordinar los diferentes programas sociales, como Oportunidades y Seguro Popular, con el fin de paliar la pobreza en el país. “México debe avanzar hacia un sistema ajustado, eficiente y coordinado que aborde los problemas de los más necesitados. No puede depender sólo de programas individuales que funcionen por separado, ya que esto crea ineficiencias y brechas de cobertura”, señaló el organismo internacional. De acuerdo con el BM, las brechas de cobertura afectan a las personas mayores y jóvenes, pero también a quienes enfrentan crisis en sus familias o comunidades, como desempleo o pérdidas después de un desastre natural. Según estudios del BM, se ha avanzado mucho en la mejora de la eficiencia de estos programas, sin embargo, “aún queda tarea por hacer para perfeccionar los servicios para los más necesitados”. “México enfrenta el desafío de avanzar hacia un sistema coordinado de protección social que se ocupe de las necesidades de los más vulnerables, sin dejar de fortalecer los programas existentes”, detalló El organismo presidido por el coreano Jim Yong Kim precisó que el programa de transferencias condicionadas de efectivo Oportunidades tiene como objetivo evitar que la pobreza se transmita de una generación a otra. En números, el programa Oportunidades y el de apoyo alimentario han beneficiado a unos 1.7 millones de personas, quienes pudieron escapar de la extrema pobreza, de las cuales 1.2 millones viven en zonas rurales, según cifras del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) correspondientes a 2010. “Se otorga dinero en efectivo a determinadas familias pobres con la condición de que sus hijos asistan a la escuela y a controles médicos regulares, y éste ha beneficiado a cerca de 5.7 millones de familias hasta el momento”, precisó el BM. Por otra parte, 51.8 millones de personas están cubiertas por el Seguro Popular, que es el seguro de salud pública que incluye a los trabajadores informales de México. “En el Seguro Popular los propios pacientes gastaron 25% menos en servicios de salud y los casos de personas que cayeron en la pobreza por tener que pagar un tratamiento sanitario importante se redujeron en 15%”, explicó. Señaló que se necesitan nuevas reformas para llenar los vacíos de cobertura y continuar con el fortalecimiento y la coordinación de dichos programas.

Comentarios