Reforma laboral empujará a empresas a la informalidad: Coparmex

miércoles, 20 de noviembre de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) afirmó que la reforma laboral “se quedó corta” y orillará a más micro y pequeñas empresas a transitar a la informalidad por la excesiva regulación, el alto costo de generar empleo formal y la impunidad que reina en el país. Al inaugurar la 25 Mesa Redonda de Derecho Laboral, el líder del organismo Juan Pablo Castañón denunció que la reforma, aprobada hace un año, ‘sobrerreguló’ figuras de contratación como el outsourcing, lo que ha frenado la generación de empleo. “Los empresarios creemos que, en buena medida, la informalidad se debe a una excesiva regulación en nuestro sistema económico, a los altos costos que implica la generación de empleo formal, sobre todo para micro y pequeñas empresas, y que por cierto se han incrementado y se incrementarán con la iniciativa fiscal recientemente aprobada, y a los niveles de impunidad que históricamente han impedido que muchas de nuestras leyes se apliquen y se cumplan”, acusó. Castañón aseguró que “la pasada reforma a la Ley Federal del Trabajo puede interpretarse como un logro porque las diferentes partes del sector productivo mostramos la capacidad de generar acuerdos y consensos. Sin embargo, debemos reconocer que los costos asociados a la generación del empleo formal no fueron atendidos en la reforma y siguen siendo altos”. Tan altos, agregó, que le dificultan a las empresas la creación de empleo formal, “generando un círculo de simulación que no nos conviene como país y que nos lleva a esquemas de improductividad”. Según la Coparmex, el fundamento que determina el trabajo y la actividad laboral es, en primer lugar, la dignidad de la persona, la dignidad de aquél que la ejecuta. El trabajo, además de ser un medio legítimo de manutención para las personas y sus familias, debe ser también un medio para su desarrollo integral. Sin embargo, las condiciones laborales en el país dibujan otra realidad, ya que prácticamente seis de cada 10 mexicanos trabajan en condiciones precarias, sin seguridad social ni prestaciones, sueldos fijos o acceso a servicio de salud de calidad. Castañón reconoció lo anterior y señaló que “siempre sucede que los más afectados por un mercado laboral rígido son los grupos vulnerables: jóvenes, mujeres y personas con discapacidad, quienes difícilmente reciben oportunidades de empleo y desarrollo profesional. La reforma laboral mexicana de 2012 buscó atender precisamente este problema”. El líder empresarial advirtió que si se continúa con la insistencia de ‘sobrecontrolar’ diversos modelos de contratación, como el outsourcing, por miedo a que estos esquemas puedan ser nocivos para la economía, se seguirá obstaculizando a las micro y medianas empresas para que avancen en materia de contratación. “Necesitamos desregular, facilitar y ver que es más conveniente tener empleos formales y tener una autoridad que pueda vigilar que así sea, para que se pueda fomentar el crecimiento de las empresas”, subrayó el presidente de la Coparmex. Por último, recordó que se pronostica un periodo de transición largo y subrayó que para las pequeñas y medianas empresas debe haber un régimen alternativo en donde se facilite la tributación o métodos más sencillos para ese sector.

Comentarios