Panamá y Bolivia, con mayor crecimiento económico que México

miércoles, 11 de diciembre de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- Pese a que salió bien librado de la volatilidad financiera internacional de este año –el peso no sufrió una depreciación tan fuerte como otras monedas de América Latina--, México registró el segundo más bajo crecimiento económico de entre los países de la región: 1.3%, sólo arriba de Venezuela, cuyo Producto Interno Bruto apenas creció 1.2%. La Comisión Económica para América Latina y el Caribe hizo público este miércoles su Balance preliminar de las economías de América Latina y el Caribe 2013, en el que expone el desempeño económico que cada país tuvo en este año y plantea sus pronósticos de crecimiento económico para 2014. Los países con el mejor comportamiento de sus economías en 2013 fueron Paraguay, con 13% de crecimiento anual; Panamá, con 7.5%, y Bolivia, con 6.4%. En el caso de México señala que durante el año en curso “la política fiscal tuvo un efecto procíclico, en la medida en que no aumentó significativamente el gasto público y específicamente la inversión pública.” La economía mexicana, dice el estudio, exhibirá este año un crecimiento anual de 1.3%, en comparación con el 3.9% registrado en 2012. Es decir, apenas un tercio respecto del año pasado. Explica la Cepal que la desaceleración se debió a una reducción significativa del ritmo de crecimiento de las exportaciones, particularmente en la primera mitad del año, pero también a un menor dinamismo de la demanda interna, en especial de la formación de capital. La actividad económica en México mostró un comportamiento modesto en los tres primeros trimestres del año, al registrar un crecimiento anual medio de 1.2%. La demanda interna tuvo una fuerte desaceleración en el primer semestre (al crecer 1%, frente al 4.8% en el mismo periodo del año anterior), debido al menor dinamismo del consumo, en especial el público, y a la contracción de la formación bruta de capital. Por sectores, señala el estudio, el más bajo desempeño en los primeros nueve meses de 2013 lo mostró la construcción (-4.5%), afectada por la fuerte caída de la edificación de viviendas, mientras que la manufactura se expandió 1.2%. El sector agropecuario anotó un incremento interanual medio de 0.6%. En el tercer trimestre del año fue afectado por factores climáticos adversos (en particular, los huracanes Manuel e Ingrid). En contraste, el sector de los servicios exhibió una expansión que en promedio fue de 2.3%. Efecto de todo ello, según el estudio de la Cepal, es que el promedio de la tasa de desempleo nacional en el periodo comprendido entre enero y septiembre de 2013 se mantuvo en 5.0%, igualando el porcentaje registrado en similar periodo de 2012. “La desaceleración económica ha impactado negativamente en el número de nuevos empleados formales registrados ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), que en los primeros nueve meses de 2013 mostró un incremento de 487 mil 528 personas, frente a 693 mil 412 personas en el mismo período de 2012. “Por su parte, el porcentaje de la población económicamente activa ocupada en el sector informal pasó de 29.0% en los primeros tres trimestres de 2012 a 28.5% en el mismo período de 2013. “El salario mínimo real tuvo un incremento interanual de 0.7% en el período comprendido entre enero y octubre”. Sin embargo, la Cepal cree que en 2014 la economía mexicana tendrá un comportamiento mucho mejor, pues estima que el PIB crecerá a una tasa de 3.5%, impulsado por la recuperación de la demanda externa y la reactivación de la demanda interna. A ello contribuirá, dice, que el presupuesto aprobado por el Congreso contempla un déficit fiscal equivalente a 1.5% del PIB, que aumenta a 3.5% si se incluye la inversión de Petróleos Mexicanos. Si bien este balance negativo es el más elevado de los últimos 10 años, se espera que converja gradualmente al 2% en los años restantes del gobierno actual, que finaliza en 2018.

Comentarios