Dragon Mart es un proyecto inequitativo y opaco: empresarios

miércoles, 27 de marzo de 2013
CANCÚN, Q.R. (apro).- El Consejo Coordinador Empresarial del Caribe (CCEC) fijó su postura en relación con el polémico proyecto Dragon Mart. En un comunicado, el organismo admitió que se trata de “una inversión importante, que generará bienestar, desarrollo y empleo” en la región, pero también reconoció que el proyecto se ha manejado con opacidad y resulta inequitativo, por lo que pidió a las autoridades de los tres niveles de gobierno que actúen de manera profesional y dentro del marco legal. Dragon Mart, dijo, representa un motivo de diversificación económica por la posibilidad de generar el segmento de turismo de negocios. Sin embargo, sostuvo que “desafortunadamente ha sido un proyecto opaco desde su inicio, generando dudas e incertidumbre en la sociedad en general, y ha comprometido estudios, que no entregó en momento alguno, ante los diversos cuestionamientos de sectores empresariales”. El CCEC también comentó que “es un proyecto no equitativo en virtud de que recibió en su momento una serie de estímulos fiscales y facilidades que en muy pocas ocasiones el gobierno del estado de Quintana Roo ha otorgado a otros proyectos y/o desarrolladores”. Los empresarios cancunenses advirtieron que la “actividad empresarial debe respetar irrestrictamente el estado de derecho, y debe apegarse a las leyes federales, estatales y municipales que rijan su actividad”. A pesar de los puntos negativos, los empresarios reconocieron que el proyecto es “una inversión importante que generará bienestar, desarrollo y empleo”. “Es un motivo de diversificación económica por la posibilidad de generar el segmento de turismo de negocios. Es una actividad licita de comercio, reglamentada por disposiciones especificas en la materia”, señaló el sector. No obstante, demandaron transparencia para este proyecto, que se prevé en construir entre Cancún y Puerto Morelos, y cuya licencia de construcción revisa la Dirección Municipal de Desarrollo Urbano, aunque ya cuenta con la Manifestación de Impacto Ambiental que le otorgó el gobierno del estado, a través del Instituto de Impacto y Riesgo Ambiental (Inira). “Su interlocución con diversos actores sociales, empresariales y con las autoridades ha sido confusa, incompleta y contradictoria. “Por consecuencia se ha provocado la desconfianza y la duda de varios sectores, precisamente por falta de  transparencia e información”, señaló el CCEC. En este sentido, la cúpula empresarial cancunense advirtió que “establecerá una vigilancia estrecha hacia las autoridades de los tres niveles de gobierno, con el fin  garantizar el cumplimiento irrestricto de todas las leyes y reglamentos que deberá cumplir la construcción y operación del proyecto”. “El Consejo Coordinador Empresarial del Caribe expresa que las autoridades municipales, estatales y federales deben de analizar profesional y legalmente el proyecto Dragon Mart con el fin de emitir todas y cada una de las licencias, permisos, autorizaciones y concesiones que un proyecto de esta magnitud y naturaleza requiere, respetando y cumpliendo plenamente el marco legal inherente, transparentando la información, en un marco de equidad y con una visión común y de largo plazo”, subrayó esta agrupación empresarial.  

Comentarios