Llama Coparmex a buscar una solución a crisis del IMSS

lunes, 15 de abril de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) advirtió que la reforma a la Ley del Seguro Social debilitará al sistema de seguridad en el país, al posponer de nueva cuenta “una solución real y profunda” al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). En su mensaje semanal, el organismo presidido por Juan Pablo Castañón hizo un llamado a la clase política a dejar las simulaciones en esta clase de decisiones: “La sociedad se pronuncia por el fin de la simulación de los parches y medidas parciales en lugar de las transformaciones de fondo, estructurales; la simulación de querer ayudar a los trabajadores reduciendo su ingreso real; la simulación de los legisladores que, saltando de un cargo a otro, presentan iniciativas con profundos impactos para la vida cotidiana de las personas y de las empresas, sin rendirles cuentas ni consultarlas”. El organismo patronal se sumó a las voces en contra de la reforma al artículo 27 y derogación del 32 de esa ley, que pretende homologar las bases de cálculo de las contribuciones al IMSS e Infonavit con las del ISR, con el propósito de impulsar un supuesto proceso de simplificación y un incremento en los recursos que recibe el instituto. Y fue más allá: “Se trata de una nueva medida que busca el rescate financiero de una institución pública mal administrada, en este caso el Seguro Social, a través de un aumento de cuotas a contribuyentes cautivos, en lugar de explorar nuevas opciones para incrementar el número de trabajadores y patrones afiliados al Seguro Social”. Según la Coparmex, la iniciativa que se discute actualmente en la Cámara de Diputados tiene el efecto inmediato de gravar las prestaciones que muchos trabajadores reciben paralelamente a su salario, y lo hace, además, a través de un esquema de vinculación parcial con la Ley del Impuesto sobre la Renta. También tendrá como consecuencia aumentar las cargas de seguridad social a las personas que actualmente ya contribuyen con sus impuestos, tanto trabajadores como patrones. “En términos porcentuales, hay situaciones donde se afectará en mayor medida a los trabajadores, lo que disminuirá su ingreso neto. La iniciativa no representa un avance hacia la simplificación”, acotó. El sector empresarial enfatizó en que es “urgente” corregir la situación financiera del IMSS, sin embargo, no es la manera a través de “medidas parciales, cortoplacistas que, sin ninguna imaginación, siguen gravando a los trabajadores y patrones que ya contribuimos a la seguridad social; estas medidas han causado el grave daño a las finanzas del instituto a lo largo de su historia”. Luego precisó que con esos recursos se le quita el ingreso a los trabajadores para regresárselos en forma de servicios de baja calidad o en paquetes para su jubilación; eso sí, sin haber consultado ni rendido cuentas a los propios trabajadores o a las empresas, que son quienes aportan entre 80 y 90% de las cuotas del Seguro Social. La Coparmex recordó que se trata de la quinta reforma a la cuota obrero-patronal de los últimos 30 años, en promedio una cada seis años. “Todas las reformas anteriores han prometido eficiencia y buscado el fortalecimiento del Seguro Social. Es hora de que seamos responsables y entendamos que no es así como se resuelve el problema financiero de este instituto, pues cuatro reformas anteriores de este tipo han probado su ineficacia”, sentenció. Asimismo, destacó que existen cerca de 800 mil patrones y unos 15 millones de trabajadores afiliados al Instituto, que contribuyen a través de las cuotas obrero-patronales con más de 190 mil millones de pesos. La semana pasada, el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) puso el dedo en el renglón al señalar que la reforma a la Ley del Seguro Social constituye “un incremento disfrazado de las cotizaciones obrero-patronales, lo que representa severos riesgos para los sectores productivos del país”.  

Comentarios