Por sequía, prevén incrementos de 20% en frutas y verduras

martes, 16 de abril de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- La Federación Latinoamericana de Mercados Mayoristas advirtió que en los próximos meses se incrementará hasta un 20% el costo de algunos productos de la canasta básica a consecuencia de tres factores: sequía, volatilidad de los precios internacionales y especulación. Alfredo Neme Martínez, vocero de esa organización, anticipó que algunas frutas y verduras, como el tomate y el limón, llegarán a cotizarse en 48 y 60 pesos el kilógramo, respectivamente. Actualmente, dijo, ya hay productos como la uva que rebasa los 100 pesos el kilo o la manzana que llega a los 50 pesos que, por mucho, superan el salario mínimo mensual que rige en el país. A fin de no llegar a esos niveles, el directivo hizo un llamado a las autoridades federales a aplicar políticas emergentes, como garantizar el abasto de agua en el campo para mantener la producción agropecuaria. El vocero de la Federación Latinoamericana de Mercados Mayoristas propuso, por ejemplo, identificar y desarrollar nuevas cuencas generadoras de líquido, así como aplicar tecnologías de alto volumen para reciclar el agua contaminada. México, recordó, el 73 % del agua está muy lejos de las normas internacionales de reciclamiento. El agua, dijo, es el centro de la economía nacional. “No hay campo que produzca ni empresa que genere alimentos sin agua en abundancia, simplemente la industria lechera requiere de 10 litros de agua para producir un litro de leche y la producción anual es de 11 mil millones de litros”. El sistema nacional de presas, recordó el voceo de FLAMA, tiene capacidad para captar 155 mil millones de metros cúbicos en abril, pero a la fecha no tiene ni 95 mil millones, es decir, aclaró, hay un déficit de 60 mil millones para este año y, cada día que no se avanza en el problema representa 166.6 millones de metros cúbicos. “¿De qué nos sirve eficientar la infraestructura y la seguridad si no vamos a tener agua?”, se preguntó. Y recordó que, en las zonas rurales, las filas para llenar tambos de agua llegan a ser de más de 800 personas. “El golpe de todo este panorama lo recibirán los más pobres, ellos son los que han visto aumentar los precios de productos de la canasta básica en 582% de 1994 a 2012”, sentenció.

Comentarios