Una banca que preste más y a menor costo, pide Coparmex

martes, 30 de abril de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- La iniciativa privada aseguró que una banca sana y bien capitalizada “sirve de muy poco” si no detona el crecimiento del mercado interno a través del crédito a pequeñas y medianas empresas (Pymes). En su mensaje semanal, la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) señaló que es necesario hacer más eficiente el crédito productivo, “aprovechando que tenemos un sistema bancario sano, como en pocos países, con un nivel de capitalización del 16.5%”. El organismo presidido por Juan Pablo Castañón demandó al gobierno federal y a los firmantes del Pacto por México impulsar una reforma financiera que obligue a la banca comercial a prestar más y a menor costo. Mencionó que a pesar de que las más de 43 instituciones bancarias del país tienen una capitalización en su conjunto de 16.5%, nivel superior al estándar internacional establecido en Basilea III (10.5%), la penetración crediticia se encuentra rezagada. Luego de señalar que de acuerdo con cifras de la Secretaría de Hacienda el financiamiento interno al sector privado equivale a 26.2% del PIB, puntualizó: “Ello nos sitúa muy por debajo del promedio de América Latina, que es cercano a 50%, o de Chile, que está próximo al 100%, o de los países de la OCDE, que en promedio reciben financiamiento equivalente a 150% de su producto interno bruto (PIB)”. Los empresarios también destacaron el rezago de la banca de desarrollo, al señalar que en los últimos años ha disminuido la participación de ésta en el financiamiento a la economía. Como muestra, añadieron, al cierre de 2012 el crédito otorgado por los bancos gubernamentales alcanzaba apenas 5.1% del PIB. Sin embargo, sostuvieron que quienes más padecen son las Pymes, debido a que sólo 15% de ellas cuenta con alguna línea de crédito bancario, generalmente crédito revolvente con fines de capital de trabajo, y rara vez para la inversión. Por esa razón, el organismo patronal aseguró que “una de las mejores políticas públicas es aquella que pueda dar prioridad a la obtención de financiamiento accesible para los proyectos productivos. Ello –agregó– puede dar un gran impulso a la productividad”. Subrayó: “El sector empresarial necesita con urgencia esa reforma financiera, pero especialmente las micro, pequeñas y medianas empresas”. En cuanto a la banca de desarrollo, la Coparmex propuso apoyar a las Pymes para que se profesionalicen y cuenten con la información, procesos y proyectos requeridos para ser sujetas de crédito. En segundo lugar, apuntó, hace falta generar un Sistema Nacional de Garantías eficaz que avale directamente a las Pymes ante los intermediarios financieros, además de aumentar el número de esos intermediarios para incrementar las opciones y bajar el costo del crédito, con el objetivo de lograr un costo competitivo internacional. También, dijo, es necesaria una medición independiente y objetiva de resultados de la Banca de Desarrollo. “Para atender esas necesidades, la Coparmex propone constituir un Fondo Nacional de Garantías, utilizando 10% del Fondo Pyme (alrededor de 670 millones de pesos), recursos que podrán ser asignados por el nuevo Instituto Nacional del Emprendedor de forma sectorial”, precisó. Asimismo, sugirió un programa de fortalecimiento de instituciones financieras no bancarias, por supuesto reguladas, y crear un Fondo de Capital para Emprendedores operado por Nacional Financiera. Con estos argumentos, el organismo liderado por Juan Pablo Castañón sentenció: “No podemos pensar que incrementar el crédito en México sólo se sustente en incrementar el crédito al consumo o a las grandes empresas. Tiene que ser esto de manera integral, y el orden prioriza a las empresas para generar el valor agregado y después a las personas”. En el mismo tono, la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicio y Turismo (Concanaco-Servytur) señaló: “Si queremos que México sea cada vez más competitivo tenemos que hacer que crezcan las empresas, y el crédito es la vía rápida para lograrlo. Se necesitan financiamientos a tasas bajas, que sean competitivas con las de nuestros socios comerciales y en condiciones que favorezcan la realización de proyectos de miles de emprendedores”.  

Comentarios