Para abatir precios, quitan arancel a pollo, limón y tomate

miércoles, 15 de mayo de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- Con el objetivo de bajar los precios domésticos, el gobierno de Enrique Peña Nieto abrió un cupo para comprar en el exterior 300 millones de toneladas de pollo sin arancel, y eliminó de manera temporal los impuestos a la importación de tomate verde y limón, alimentos clave en la dieta de los mexicanos. La Secretaría de Economía (SE) emitió este miércoles un decreto por el que se modifica la Tarifa de la Ley de los Impuestos Generales de Importación y de Exportación, en el que precisa diversos cambios en los aranceles de los productos mencionados. Según el acuerdo publicado en el Diario Oficial de la Federación, la supresión de la tarifa de 20% para el limón y de 10% para el tomate busca contener la escalada en sus precios. La medida también pretende evitar presiones sobre la inflación, derivada de condiciones climáticas y sanitarias adversas, que incluyen heladas y plagas. “Es necesario establecer medidas con el objeto de ampliar su oferta a la población, mediante el acceso a productos disponibles en los mercados internacionales”, en referencia al tomate y el limón, señala el decreto. Respecto de la compra de 300 millones de toneladas de pollo sin arancel, servirá para cubrir la demanda interna, en momentos en que la producción de ese rubro ha sido afectada por un brote de influenza aviar que provocó el sacrificio de millones de gallinas. Por separado, el titular de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), Humberto Benítez Treviño, informó que se han realizado 3 mil 385 monitoreos de precios en establecimientos con venta de huevo y pollo, que se suman a 3 mil 139 visitas de verificación. Del total de visitas, detalló, 555 comercios han sido emplazados a procedimiento administrativo por no exhibir precios o registrar alzas sin acreditar el motivo, además de que en 301 establecimientos se han colocado sellos de advertencia como medida precautoria en los casos en que los proveedores persistían en los incumplimientos. Otros 101 establecimientos, dijo, fueron sujetos de suspensión de la comercialización por no acreditar documentalmente el incremento en el precio de venta de huevo. Benítez Treviño señaló que del monitoreo realizado se desprende que el  precio del  kilogramo de huevo va de los 26.50 a los  30 pesos, por lo que la Profeco, advirtió, seguirá actuando con toda energía contra los encarecedores de los productos de primera necesidad, y ordenó intensificar las inspecciones en todos los comercios que expendan artículos de la canasta básica, entre ellos huevo y pollo. “La misión y el mandato presidencial es  velar por los intereses de los consumidores”, apuntó. Según el funcionario federal, la instrucción del secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, es defender los derechos de los consumidores, y ratificó la determinación de Profeco de seguir monitoreando el costo de los productos de la canasta básica a través de “Quién es quién en los precios”, para que la ciudadanía escoja la mejor opción. De igual manera, reiteró que con la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD) se ratificó el compromiso de abatir la especulación en los precios del pollo, huevo, tomate, chile y calabaza.

Comentarios