Concamin confirma que la economía empeora

martes, 21 de mayo de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- El sector industrial mexicano afirmó que el crecimiento económico de 0.8% registrado en el primer trimestre del año es muestra de una “profundización del proceso de desaceleración” iniciado en la segunda mitad de 2012. La Confederación de Cámaras Industriales (Concamin) refutó el discurso del gobierno federal que atribuye la desaceleración económica a efectos estacionales como la Semana Santa. Al contrario, advirtió que la industria mexicana atraviesa por “zonas de fuertes turbulencias”. “El sector fabril atraviesa por una zona de fuertes turbulencias cuyo origen está en el debilitamiento de los pedidos procedentes de los mercados externos y la moderación del consumo en el mercado nacional. Sus principales motores han perdido buena parte de la capacidad de arrastre mostrada”, alertó el organismo presidido por Francisco Funtanet. De hecho, el desplome de la actividad industrial afectó la expansión del producto interno bruto (PIB) en los primeros tres meses del año, al descender 1.5%; mientras que las actividades agropecuarias crecieron 2.8% y las terciarias se levaron sólo 1.9%, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi). Más grave es la situación de las actividades secundarias, que es uno de los principales motores de la economía mexicana, ya que en marzo se desplomaron 4.9% —el más desfavorable de los últimos 40 meses (desde noviembre de 2009)— y se suma a las caídas de febrero (-1%) y diciembre (-1.1%). Al respecto, la Concamin insistió en que “el menor número de días laborables motivado por la Semana Mayor explica en parte la profundización del proceso, no la tendencia a la baja que se percibe en el comportamiento del sector en su conjunto desde el año pasado”. No sólo eso, las exportaciones y el mercado interno muestran debilidad. En el primer trimestre del año, las exportaciones manufactureras, que representan 80% de las ventas al exterior, reportaron un crecimiento de apenas 0.6% respecto del mismo lapso del año anterior. Mientras que en el mercado doméstico cuatro factores han afectado el crecimiento del sector industrial: la cautela del consumidor, el descenso en las ventas del sector comercio, el lento avance del empleo y la austeridad gubernamental a nivel estatal y municipal. “En suma, el arranque de 2013 se caracterizado por la configuración de un complicado entorno para el sector industrial. Hasta ahora, la tendencia a la baja domina el comportamiento de sus principales indicadores”, señaló la Concamin. El sector industrial propuso cinco puntos para reactivar el mercado interno: en primer lugar, adelantar la ejecución de los proyectos de obra pública e inversión en infraestructura previstos para la segunda mitad del año. En segundo, evitar los subejercicios en la aplicación del gasto público que en el pasado causaron daños innecesarios a la planta productiva La tercera propuesta consiste en asegurar la aplicación íntegra de las reservas, pactadas en los distintos tratados a favor de los productores nacionales, y exigir contenidos nacionales de carácter obligatorio en determinados proyectos. En cuarto lugar, consolidar el sistema de información para que todas las dependencias del gobierno federal registren e informen el estado que guardan sus procesos de compras y pagos vía electrónica, para ofrecer a sus proveedores información actualizada y confiable. Y por último, establecer como requisito indispensable en todo proceso de compra de bienes, servicios y obras públicas el estricto cumplimiento de las Normas Mexicanas. Además, la Concamin insistió en que la banca de desarrollo encabece una cruzada nacional a favor de las Pymes, ofreciendo apoyos extraordinarios a los proveedores actuales y potenciales del sector público.  

Comentarios