La inflación se acelera

jueves, 23 de mayo de 2013
MÉXICO, DF, (apro).- Pese a la disminución de los precios del tomate verde y del limón, la inflación sigue elevándose, ya que en la primera quincena de mayo alcanzó una tasa anual de 4.72%, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi). Este registro se encuentra lejos de la meta propuesta por el Banco de México (Banxico): 3% (+/- un punto porcentual). En los primeros 15 días de mayo los productos que tuvieron una variación al alza fueron los siguientes: el chile serrano, 13.05%; el jitomate, 6.13%; el pollo, 2.07%; el huevo, 2.11%; la cerveza, 1.15%; además del incremento de los precios del gas LP, la gasolina de bajo octanaje, restaurantes y similares, así como los precios de vivienda propia, entre otros. En contraste, disminuyeron los costos de la calabacita en 26.17%; los de la electricidad, en 19.38%; la cebolla, 18.52%; el pepino, 16.66%; el limón, 12.28%; el chayote, 11.45%; y el tomate verde, 8.96%. La baja de precios del tomate verde y del limón se da luego de que el gobierno federal anunciara la eliminación de aranceles en la importación de estos productos agropecuarios, los cuales impulsaron el Índice Nacional de Precios al Consumidor durante todo abril, prendiendo los focos amarillos en el banco central. De hecho, el gobernador de Banxico, Agustín Carstens, advirtió el pasado 8 de mayo que la inflación se mantendrá elevada durante todo mayo ante la volatilidad de los precios agropecuarios, las revisiones en las tarifas del transporte público y la contingencia sanitaria aviar. Al presentar el informe de inflación correspondiente al primer trimestre del año, el funcionario enfatizó: “La previsión de la inflación se mantendrá en niveles elevados en mayo, para que a partir de junio retome una trayectoria descendente y, para 2014, una cifra cercana a 3%”. Hoy, el Inegi precisó que la inflación subyacente compuesta por los precios de alimentos, bebidas y tabacos —excepto agropecuarios—, así como los servicios de vivienda y educación, registró un aumento de 0.14% para colocarse en una tasa anual de 2.89% en la primera quincena de mayo. Mientras que la inflación no subyacente disminuyó 1.93% para ajustarse a un crecimiento de 10.91%. En este índice se encuentran los costos de los productos agropecuarios y tarifas energéticas, caracterizados por su volatilidad. El índice de precios de la canasta básica de consumo presentó una disminución de 1% en la primera quincena de mayo de 2013 y una tasa anual de 5.66%.

Comentarios