Apagón analógico afecta a concesionarios, no a la población: De Swaan

jueves, 30 de mayo de 2013
México, D.F., (apro).- El presidente de la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel), Mony de Swaan, aseguró hoy que el apagón analógico en Tijuana, Baja California, fue una decisión técnica, no política. Además, admitió que la medida sí afecta intereses, pero de los concesionarios de la televisión, no de la población. En declaraciones a MVS Noticias y Radio Red, De Swaan aclaró también que el apagón no afectará el proceso electoral del próximo 7 de julio en esa entidad, donde estará en juego la gubernatura, aunque dejó abierta la puerta a un eventual aplazamiento de la disposición si alguien demuestra que existe una verdadera afectación a la ciudadanía o perjudica el proceso electoral en puerta. “Es algo que evaluaremos, que en todo caso no es el IFE como tal, no es el Consejo General del IFE, es un Comité de Radiodifusión donde participan tres consejeros, y me sorprende porque este Comité jamás solicitó al instituto ninguna información como para tener claridad en qué punto impacta el proceso electoral. "Pero en fin, revisaremos con cuidado la solicitud que hace, que además no hace una solicitud formal, ni una recomendación de postergar, lo que pide es que evaluemos simplemente la posibilidad". De Swaan insistió que la decisión de Cofetel para iniciar el “apagón” no fue política sino técnica, y reiteró que sí, que realmente se están afectando intereses, pero aclaró que son los de los concesionarios de la televisión. En relación con la demanda hecha por el Comité de Radio y Televisión para que se restablezca la transmisión en Tijuana, hasta  después de la jornada electoral del próximo 7 de julio, el funcionario comentó: "En la lista nominal de Baja California, en todo el estado, son 2.4 millones de habitantes, aquí estamos hablando de 7% de la población sólo de Tijuana, es decir, yo, a reserva de hacer un análisis mucho más profundo, te diría que no me parece que haya una afectación sobre el proceso electoral". Desde 2010, dijo, la Cofetel  ha promovido la transición digital y desde aquel año se le negaron recursos, por lo que siguieron promoviéndola en 2011 y 2012, estableciendo como fecha definitiva el último día de 2015 para que en todo el país ocurra lo mismo. En la entrevista con Aristegui, De Swaan mencionó que algunos concesionarios de TV están a favor de la transición “de dientes para afuera”, pero se amparan ante ello, con lo que, dijo, demuestran que no es así. Sostuvo que antes del “apagón” alcanzó a 192 mil hogares. Se hizo una inspección y una encuesta para documentar y sustentar la penetración de 93% de la población, que tendría este cambio en los televisores. Por ello, lamentó la opinión del Comité de Radiodifusión del Instituto federal Electoral, que llamó a suspender el “apagón analógico” sin consultar a la Cofetel, y aseveró que ese llamamiento lo hizo con base en reportes de la prensa, que reportó protestas de ciudadanos en Tijuana. El pasado viernes 17, el director de la Unidad de Sistemas de Radio y Televisión de la Cofetel, Fernando Borjón Figueroa, advirtió que por la falta de recursos económicos para la instalación de decodificadores se postergaría el "apagón analógico" en ciudades fronterizas, debido a que en el Presupuesto de Egresos de la Federación no estaba contemplado el presupuesto para este rubro, por lo que preveía que se concluyera hasta 2014, pero no ocurrió así. Explicó que faltan entre mil 300 y mil 600 millones de pesos para dotar de un decodificador a un televisor de cada hogar en las ciudades fronterizas, cantidad con la que Cofetel no cuenta para avanzar con el “apagón”.

Comentarios