Inflación cede en junio y se ubica en 4.24%

lunes, 24 de junio de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- A paso lento, pero la inflación cedió terreno en la primera quincena de junio al disminuir 0.05% y colocarse a una tasa anual de 4.24%, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi). Sin embargo, dicho nivel aún está fuera del rango propuesto por el Banco de México (Banxico) para el 2013, equivalente al 3% (+/- un punto porcentual). En los primeros 15 días del presente mes, el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) fue impulsado principalmente por el precio del aguacate que aumentó 13.88%; también por el incremento de 6.20% en la papa y otros tubérculos, mientras que el pescado subió 1.31%; la gasolina de bajo octanaje, 1.16%; y en menor medida los costos del transporte colectivo, los detergentes, el gas doméstico, la cerveza, la vivienda propia, así como las loncherías, fondas, torterías y taquerías. En contraste, bajó el precio de los siguientes genéricos: el tomate verde, 41.21%; el chile serrano, 23.77%; el limón, 20.29%; el chayote, 15.03%; otros chiles frescos, 11.80%; el precio de la uva retrocedió 11.86%, entre otros. Por su parte, la inflación subyacente compuesta por los precios de alimentos, bebidas y tabacos –excepto agropecuarios–, así como los servicios de vivienda y educación, creció 0.07% para colocarse a una tasa anual de 2.83% en la primera quincena de junio. Mientras que la inflación no subyacente cayó 0.44% para colocarse en 8.95%. Esta inflación está integrada por los costos de los productos agropecuarios y tarifas energéticas, por lo que es la más volátil. El organismo presidido por Eduardo Sojo señaló que el índice de precios de la canasta básica de consumo presentó una variación de 0.16% en la primera quincena de junio de 2013, y una tasa anual de 5.69%, mientras que en la misma quincena de 2012, los datos correspondientes fueron 0.09 y 5.86 por ciento, respectivamente. Con la variación de 4.24% anual, la inflación se aleja de su mayor nivel registrado en abril pasado (cuando se elevó 4.64% ante el incremento del precio del limón y del tomate verde, principalmente). De acuerdo con el análisis de BBVA Bancomer, la inflación está convergiendo claramente hacia 4%. Luego adelantó que “en ausencia de nuevos choques de oferta debe bajar de dicho umbral antes de septiembre, debido a que fundamentales favorables como los menores precios de las materias primas y la holgura en la economía prevalecerán. Sin embargo la inflación no subyacente seguirá siendo el principal riesgo al alza dada la alta volatilidad mostrada por  sus componentes este año”.

Comentarios