...Y Hacienda reduce, otra vez, previsión de crecimiento

martes, 20 de agosto de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) recortó este martes, y por segunda ocasión en tres meses, su pronóstico de crecimiento económico para 2013, al pasar de 3.1% a 1.8%. A principios de agosto, la dependencia encabezada por Luis Videgaray no encontraba elementos para reducir la previsión del Producto Interno Bruto (PIB), pese a que diversos indicadores macroeconómicos revelaban en aquellos días una profunda desaceleración en la actividad económica. No sólo eso, organismos internacionales como la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), especialistas del sector privado, así como el mismo Banco de México (Banxico) bajaron la tasa de crecimiento para este año. Fue hasta el día de hoy cuando la SHCP se atrevió a bajar su pronóstico en 1.3 puntos porcentuales, luego de que el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) revelara que la economía únicamente creció 1.5% anual durante el segundo trimestre del año. En rueda de prensa, realizada en Palacio Nacional, el subsecretario de Hacienda, Fernando Aportela, buscó justificar la reducción de su pronóstico en el entorno internacional. “Durante el primer semestre de 2013 se observó un fenómeno de menor desempeño económico mundial, mismo que ocasionó continuas revisiones a la baja en las expectativas de crecimiento, tanto de países industrializados como emergentes”, señaló. E incluso las autoridades hacendarias dieron ejemplos de otras economías, como el caso de Alemania, que ajustó la perspectiva de crecimiento para 2013 de 0.9 a 0.3%; en Brasil, de 4.0 a 2.5%; en Rusia, de 3.8 a 2.5%, y en Estados Unidos de 2.1 a 1.5%. La SHCP agregó que la economía mexicana estuvo sujeta a choques transitorios originados durante el primer semestre y provenientes del sector externo, tales como una desaceleración en la demanda externa, iniciada desde 2012. Pese a la reducción del pronóstico, las autoridades hacendarias conservan el optimismo vertido en las reformas estructurales: “El gobierno de la República reitera los sólidos fundamentos de la economía mexicana y reconoce la oportunidad de México para alcanzar niveles de crecimiento económico de mediano y largo plazos más elevados, sustentados en la fortaleza de la economía mexicana y en la agenda de cambio estructural que se está desarrollando para beneficio de las familias mexicanas”. Por lo pronto, México no crecerá al ritmo planteado al inicio de la administración de Enrique Peña Nieto, que fue más de 3%, ya que el motor externo está debilitado y el interno, que es la producción industrial, se encuentra con “freno de mano”.  

Comentarios