Crisis no sólo se debe a factores externos, admite Peña

lunes, 2 de septiembre de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- El gobierno de Enrique Peña Nieto reconoció que el rezago de la productividad del mercado interno se debe a los escasos niveles de competitividad entre los actores económicos. De acuerdo con el Primer Informe de Gobierno, dado a conocer hoy, en las últimas tres décadas la economía mexicana ha registrado tasas de crecimiento inferiores a las de países como Chile y Corea, los cuales han mantenido tasas de aumento sostenido de la productividad. “Este rezago se debe en parte a que la capacidad de elaborar bienes y servicios con los recursos productivos en México ha estado por debajo de su potencial, en un marco de niveles de competitividad inferior”, señaló el gobierno federal en el apartado titulado México Próspero. Una muestra de lo anterior es que la Comisión Federal de Competencia (CFC) retribuyó a la sociedad un monto estimado de al menos 562.3 millones de pesos, con base en las acciones de combate y sanción de prácticas monopólicas absolutas. De enero a junio, el órgano regulador multó y sancionó en el mercado local de producción, distribución y comercialización de tortilla en Ocosingo, Chiapas; prácticas monopólicas relativas en los mercados de servicios mayoristas de arrendamiento de enlaces dedicados locales y de larga distancia nacional; producción y distribución de cerveza; producción, distribución y comercialización de dispositivos de transformación y/o control de corriente eléctrica; comercialización de artículos para la mejora del hogar; y producción, distribución y comercialización de pollo en Veracruz. El gobierno federal aseguró que con la reforma constitucional en materia de telecomunicaciones, publicada el 11 de junio de 2012 en el Diario Oficial de la Federación se logró fortalecer a la CFC, convirtiéndose en un órgano constitucional autónomo. Destacó sus nuevas facultades para garantizar la libre competencia y concurrencia: ordenar medidas para eliminar barreras a la competencia y libre concurrencia, regular el acceso a insumos esenciales y ordenar la desincorporación de activos, derechos, partes sociales o acciones de los agentes económicos, en las proporciones necesarias para eliminar efectos anticompetitivos. En el Informe de Gobierno se mencionan la creación de nuevas normas oficiales mexicanas (NOM) y la implementación de una política de mejora regulatoria que facilite a las empresas instalarse sin exceso de trámites. En este sentido, presumió que la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) reconoció la creación de nuevos organismos constitucionales autónomos, como el Instituto Federal de Telecomunicaciones y la Comisión Federal de Competencia Económica, con facultades plenas en materia de regulación en sectores y temas de relevancia nacional. Por otra parte, el Primer Informe de Gobierno reconoció la importancia de la captación de inversión extranjera directa (IED) ya que este tipo de inversión “tiene un efecto positivo sobre las tasas de crecimiento de las economías, en la creación de empleos, en un nivel más alto de remuneración, encadenamiento de procesos productivos, transferencia de tecnología, formación de capital humano, estímulo de competencia y fomento a las exportaciones. Hace unos meses, Peña Nieto aseguró que al cierre del 2013, el país captaría hasta 40 mil millones de dólares por este concepto. Hoy, el documento reconoció que es necesario un impulso a la competitividad del país, para lo cual se requiere de una mejora significativa en la regulación aplicable en la materia, además de una promoción más eficiente.  

Comentarios