Retrocede México en el ránking de competitividad

martes, 3 de septiembre de 2013
MÉXICO, D.F. (apro).- México descendió dos lugares en el ránking de competitividad elaborado por el Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés): los principales obstáculos de las empresas para realizar negocios son la corrupción, el crimen organizado, la burocracia gubernamental, los impuestos y la estructura del mercado laboral. Al dar a conocer el Índice Global de Competitividad 2013, el organismo internacional colocó a México en el lugar 53, cuando el año pasado estaba en el escalón 55 en competitividad –que es definida por el WEF como la serie de instituciones, políticas y factores que determinan la productividad de un país y es calculada mediante 12 categorías, de las cuales México sólo mejoró en tres–. De 148 naciones calificadas por el organismo, el país retrocedió en eficiencia en mercados laborales del 102 al 113; Sofisticación empresarial del 44 al 55; Estabilidad macroeconómica del 40 al 48; Educación superior y capacitación del 77 al 85; Salud y educación primaria del 68 al 73; Instituciones del 92 al 96; Innovación del 56 al 61. Además bajó posiciones en Eficiencia en el mercado de bienes del 79 al 83, y Preparación tecnológica del 72 al 74. En contraste,  los pilares que subieron fueron: Tamaño de mercado, del 12 al 11; Desarrollo de mercados financieros, del 61 al 59, e  Infraestructura, del 68 al 64. El documento señaló que “el retroceso obedece a que México no ha logrado abatir las prácticas de corrupción y al crimen organizado, mientras que sus empresas tampoco han podido revertir su ineficiencia operacional”. El país se encuentra por debajo de otras economías de América Latina como Chile, que se ubica en el lugar 34, así como de Panamá y Costa Rica que se ubican en las posiciones 40 y 54, respectivamente. Sin embargo, el WEF advirtió que la competitividad se está estancando en América Latina y que se necesitan reformas e inversiones que aseguren el futuro crecimiento económico. A escala mundial el país más competitivo es Suiza por sus instituciones de calidad, así como su infraestructura, educación y mercado laboral, mientras que el menos competitivo es Chad. Por su parte, la Secretaría de Economía (SE) justificó el retroceso de México en el ránking por la lenta recuperación de la economía mundial y en que la mayor parte de la metodología utilizada por el WEF está basada en percepción de empresarios y no en datos duros. “La calificación es el reflejo de la opinión que tienen los empresarios del país sobre las condiciones competitivas de México, toda vez que este índice se integra en alrededor de 70% por los resultados de una encuesta de opinión aplicada a la comunidad empresarial y en 30% por datos duros. Los resultados de este año son producto de la aplicación de dicha encuesta a 320 empresarios entre marzo y mayo de este año”. Agregó que en un contexto global, los resultados que arroja el reporte reflejan la lenta recuperación en la economía mundial. Comparándonos con nuestros principales competidores y en particular con los países BRIC, México se ubicó sólo por abajo de China, que se mantuvo en la posición 29, mientras que Brasil cayó de la 48 a la 56 e India de la 59 a la 60. La SE aprovech ó estos datos para hacer un llamado a la aprobación de las reformas estructurales. “Estos resultados ratifican el diagnóstico elaborado por el Gobierno de la República sobre la necesidad de nuestro país de implementar reformas de gran calado que impacten sustantivamente las condiciones estructurales de la economía mexicana y, particularmente, impulsen el crecimiento de su productividad, la cual se ha mantenido estancada en las últimas tres décadas”.  

Comentarios