México, con ingresos tributarios por debajo de países de AL

lunes, 20 de enero de 2014
MÉXICO, D.F. (apro).- En los últimos 20 años los ingresos tributarios en América Latina, aunque poco, han crecido –si bien siguen bajos en relación al promedio de la OCDE–, pero en México se incrementan más lentamente, e incluso en algunos años han retrocedido. Así se desprende del documento Estadísticas tributarias en América Latina 1990-2012, que se presentó hoy en la sede de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), en Santiago de Chile. Coproducido por ese organismo, la OCDE y el Centro Interamericano de Administraciones Tributarias (CIAT), el informe señala que los ingresos tributarios como proporción del Producto Interno Bruto crecieron en la región, en las últimas dos décadas, de 13.9% del PIB en 1990 a 20.7% en 2012. Es significativo el aumento, dice, pero todavía se encuentra 14 puntos porcentuales por debajo del promedio de los países de la OCDE, que es de 34.6%. Además, en Latinoamérica son muy amplias las diferencias nacionales entre las tasas de ingresos tributarios. Por ejemplo, mientras Argentina y Brasil encabezan la lista con 37.3% y 36.3%, respectivamente, y se ubican incluso por arriba del promedio de la OCDE, en la cola se hallan Guatemala con 12.3% y República Dominicana con 13.4%. Pero igual pasa en la OCDE, donde un abismo separa al primer lugar, que es Noruega, con 48%, del último sitio que ocupa México, con 19.6% de ingresos tributarios –impuestos y contribuciones a la seguridad social– como proporción del PIB. Entre los datos relevantes que destaca el documento está el que señala que en 2012 la tasa de recaudación respecto del PIB subió, en relación al año anterior, en 13 de los 18 países de América Latina y el Caribe analizados; se redujo en cuatro (Chile, Guatemala, México y Uruguay) y permaneció sin cambios en uno: Costa Rica. En el caso de México, la reducción fue marginal, de apenas una décima: de 19.7% en 2011 a 19.6% en 2012. En Guatemala, de 12.6% a 12.3%. Fueron más grandes las caídas en Chile –de 21.2% a 20.8%–  y sobre todo en Uruguay: de 27.3% a 26.3%. Sin embargo, México es –en el periodo analizado, 1990-2012-- de los países que registraron el incremento menos significativo de sus ingresos tributarios como proporción del PIB. En 1990 dichos ingresos significaban 15.8% del PIB y en 2012 el 19.6%. Apenas 3.8 puntos porcentuales en 22 años. En cambio, por citar los casos más notables, Bolivia pasó de 7.2% en 1990 a 26% en 2012. Argentina, de 16.1% a 37.3%. Colombia, de 9% a 19.6%. Ecuador, de 7.1% a 20.2%. Paraguay, de 5.4% a 17.6%. Brasil, de 28.2% a 36.3%. Por impuestos en lo particular, México es también el que peores notas tiene. Por ejemplo, por Impuesto al Valor Agregado (IVA) el país apenas recaudó en 2012 un 3.8% del PIB, sólo arriba de Panamá, que recaudó ese año un 3.3% de su PIB. Es decir, de los 18 países analizados, México se ubicó en el sitio 17, muy distante de los punteros: Argentina y Uruguay, 8.7%; Brasil, 8.5%, y Chile, 8%. En materia de Impuesto sobre la Renta, hay una mejoría relativa. De los 18 países, México ocupa el lugar 10, por arriba de ocho naciones. En 2012 recaudó por ese impuesto 5.2% del PIB. Pero también muy debajo de Chile (8.3%), Perú (7.7%), Brasil (7.3%), Colombia (6.6%) y Argentina (6.5%).

Comentarios